El secretario general de la OEA denunció que Evo Morales se dio un “autogolpe”

0
59
“No se le puede pedir a un pueblo que se deje robar una elección; no se le puede pedir a un pueblo que se deje robar la soberanía, no se puede pedir a un pueblo que se deje robar el poder”, aseguró AlmagroEl secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, se sumó este martes a una declaración firmada por 15 países (entre ellos Argentina y Estados Unidos) en la que piden una transición rápida y elecciones “lo más pronto posible” en Bolivia, y agregó un nuevo elemento a la polémica al esgrimir que fue el propio Evo Morales quien había dado un “autogolpe” porque quiso “robarse” la elección.

El embajador de Brasil, Fernando Simas Magalhaes leyó en una reunión del Consejo Permanente de la OEA que fue convocada en Washington, una declaración suscripta por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Venezuela (Guaidó) donde rechazan los actos de violencia en Bolivia, hacen un llamado a la “paz social” y a una “salida a la crisis de acuerdo a la constitución”.

Además, llaman a los políticos y a los representantes de los órganos del estado boliviano a que actúen “de acuerdo con el mandato constitucional”. La declaración concluye con un “llamado para que la definición de la presidencia provisional se haga urgentemente” y se haga una convocatoria a las elecciones “lo antes posible con garantías de que sea con justicia y transparencia”.

También avaló ese pedido el embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo, quien agregó que Washington “rechaza el reclamo ridículo de que la anulación de una elección fraudulenta fuera un golpe de Estado”. Y agregó: “Morales renunció. Si hubo amenaza a la democracia fue hecha por Evo Morales para subvertir la voluntad del pueblo”.

El secretario general del organismo, el uruguayo Luis Almagro, agregó: “Golpe de estado es una forma ilegítima de acceder al poder”, comenzó, para luego denunciar que Morales había perpetrado un “autogolpe” porque se quería “robar una elección”.

“Esta forma de autogolpe no es nueva”, dijo, y puso como ejemplo a Slobodan Milosevic en Serbia y otros países latinoamericanos que no mencionó. “La sangre en las manos es de aquellos que cometieron un fraude electoral”, avanzó Almagro y agregó: “LA OEA no dio un golpe de Estado, dieron un golpe los que declararon un triunfo en una elección fraudulenta”.

“No se le puede pedir a un pueblo que se deje robar una elección; no se le puede pedir a un pueblo que se deje robar la soberanía, no se puede pedir a un pueblo que se deje robar el poder”, clamó, en la más dura declaración sobre lo ocurrido en Bolivia por parte de Almagro, al que algunos países, como México, habían criticado por guardar silencio en los últimos días.