Elevan a juicio oral la causa contraAlperovich por abuso y violencia sexual

0
102

Los fiscales que evaluaron que, el ex gobernador de Tucumán, “sometió de forma violenta, ultrajante y degradante”, a su víctima por el “transcurso de un poco más de tres meses”. 23 septiembre, 2022

El ex gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich finalmente será sometido a juicio oral, por abusar física y sexualmente de su sobrina y colaboradora. Los fiscales que llevaron a cabo la investigación, sostuvieron que, “quedó comprobado cómo el imputado utilizando su fuerza física, ejerciendo abuso intimidatorio de poder y violencia de género”.

Así fue definido por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°10 de la Capital Federal, interinamente a cargo del fiscal Santiago Vismara, que realizó la investigación, en conjunto con la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), cuya titular es Mariela Labozzetta.

En tanto, en mayo pasado, los representantes del Ministerio Público Fiscal habían considerado que ex senador del Frente de Todos, debía responder por tres hechos de “abuso sexual, dos de ellos cometidos en tentativa, y seis sucesos de violencia sexual agravada por haber sido con acceso carnal”.

En todos los casos, mediando para su comisión intimidación, abuso de una relación de dependencia, de poder y de autoridad”, determinaron desde el equipo de la acusación.

Tras la acusación, la defensa de Alperovich había planteado la nulidad, decisión que fue rechaza por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que en su lugar decidió la elevación a juicio oral. Quedando este a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29, por lo que en el debate intervendrá el fiscal de juicio Sandro Abraldes.

Quedó comprobado cómo el imputado utilizando su fuerza física, ejerciendo abuso intimidatorio de poder y violencia de género, reducía bajo su dominio a la víctima, y la ponía como un mero objeto de satisfacción sexual, de cosificación, sometiéndola de forma violenta, ultrajante y degradante, haciéndolo por el transcurso de un poco más de tres meses”, destaca la fiscalía en su pedido final de instrucción.

Según los funcionarios judiciales, los primeros abusos cometidos por el ex mandatario norteño, ocurrieron a mediados de diciembre de 2017 y persistieron hasta diciembre de 2018. Además, subrayaron el estado de cautividad que padecía la víctima y que estaba condicionada por la subordinación económica, social, psicológica, legal y política, así como la fuerza física.

Los métodos para obtener el control de la víctima consisten en infligir el trauma psicológico de forma sistemática y repetitiva. Son técnicas organizadas de debilitamiento y desconexión. Estos métodos están pensados para causar terror e indefensión y destruir el sentido del yo de la víctima en relación con los demás”, manifiestan los fiscales.

Vale recordar que todo inició cuando la propia sobrina de quien fuera legislador del oficialismo, lo denunció en 2019 por estos hechos, mientras se desempeñaba como asistente del senador y que se habrían producido en Tucumán y en Puerto Madero.