ElGobierno porteño denunció a los padres de los alumnos que tomaron las escuelas

0
79

“Deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares”, aseguraron las autoridades. La protesta empezó en el colegio Mariano Acosta y se sumaron nueve establecimientos más.

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente este lunes a los padres de los alumnos que tomaron los colegios.

La protesta empezó en el colegio Mariano Acosta y se sumaron la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Sofía Broquen de Spangenberg”, la Escuela N°1 de Cerámica, el colegio Mariano Moreno, el Instituto de Educación Superior “Juan Ramón Fernández”, Escuela Federico García Lorca, Lengüitas, el Liceo 5 Pascual Guaglianone, la Escuela Osvaldo Pugliese, el Normal 8 y la Julio Cortázar.

“Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron”, afirmó la ministra de Educación porteña.

En esa línea, aseguró: “Los adultos responsables de aquellos alumnos que participan de las tomas deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares”.

Además, el Gobierno porteño confirmó que prepara una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

“Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, agregó Acuña.

El Gobierno porteño denunció a los padres de los alumnos que tomaron las escuelas

También se refirió a la situación de los jóvenes que tomaron las escuelas: “Van a tener que recuperar cada día de clases que pierden, dejan de tener la posibilidad de participar de otras prácticas educativas, otras series estudiantiles y salidas pedagógicas; pierden todo ese tipo de beneficios; y obviamente, al perder días de clases, pierden oportunidades de aprender e instancias de recuperación”.

“No soy una ministra que no dialoga, lo que no voy a hacer es aceptar la violencia y la coacción a través de una toma. No vamos a dialogar con estudiantes que estén tomando escuelas. Tuvimos la oportunidad de dialogar todo este tiempo y se negaron. Lo que es claro es que empiezan a regir otras reglas del juego”, manifestó.

En el caso del Mariano Acosta, ya fueron demandados 8 adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma.

Los reclamos de estudiantes: mejoras edilicias, alimenticias y la eliminación de las prácticas laborales no remuneradas. (Foto: Télam)
Los reclamos de estudiantes: mejoras edilicias, alimenticias y la eliminación de las prácticas laborales no remuneradas. (Foto: Télam)

Cuál es el reclamo de los alumnos que tomaron las escuelas en CABA

Son varios los reclamos que nuclea la toma de los estudiantes a las escuelas. Entre ellos, piden:

  • Mejoras edilicias.
  • Mejoras alimenticias en las viandas que reciben: se incluye la consigna “con hambre no se puede estudiar”, por lo que piden que se apruebe el proyecto de Ley Integral del Derecho a la Alimentación Adecuada en las Instituciones Educativas, presentado por la legisladora porteña por el Frente de Todos, Ofelia Fernández. Lo que promueve es un cambio en el sistema de los comedores escolares de los establecimientos públicos. Uno de sus ejes es la universalización y gratuidad de la asistencia alimentaria escolar y la prohibición de que las empresas que fueron multadas por un mal servicio puedan proveer alimentos.
  • El fin de las prácticas laborales obligatorias y no rentadas en empresas privadas y dependencias públicas: A fines de 2021, el jefe de Gobierno porteño anunció que a partir del ciclo lectivo 2022, comenzarían las prácticas laborales obligatorias en empresas y organizaciones para todos los estudiantes del último año de secundaria. La medida alcanza a 29.400 chicos de 442 colegios de gestión pública y privada, y forma parte de la cursada necesaria para aprobar el secundario. Según los alumnos del Lenguas Vivas se trata de “perder horas irrecuperables de clase”, además de estar “puestos en riesgo al no ser acompañados por profesores responsables a las prácticas”.

En algunos casos realizan una toma, otras escuelas definieron “pernoctar” en los establecimientos como el colegio Julio Cortázar y el Normal 8 Presidente Roca.