Empresarios argentinos cocinan una “rebelión fiscal” a través de WhatsApp

0
111
«Es momento de exigir que nos dejen ponernos de pie. De exigir que el esfuerzo lo hagan también ellos. Es momento de decir: basta de abuso fiscal», sostiene el mensaje que circula

Reconocidos empresarios comenzaron a compartir por sus grupos de WhatsApp un mensaje titulado: “Rebelión fiscal ahora o nunca”, donde piden que el 1 de abril todos publiquen una carta sin firma en sus redes. ¿El título? Una frase de José de San Martín que dice: “No hay revolución sin revolucionarios”.

Según informó iProfesional, el mensaje señala: “A partir del 1 de abril, suspendamos por 90 días la presentación y pago de los Impuestos más regresivos que tenemos: Impuesto a las Ganancias, IVA e Ingresos Brutos. Suspendamos por 90 días el pago de autónomos y monotributo. Si todos juntos nos sumamos a 90 días de abstinencia fiscal, el Estado sentirá el poder generador de nuestro aporte”.

Luego, continúa: “Exijamos que los Senadores y Diputados, con sus sueldos asegurados y ajenos al riesgo de emprender, trabajen en una reforma tributaria integral y una reducción del gasto público”.

“En esta crisis terrible y sin precedentes, un esperanzador brote de rebelión se está caldeando. Una suerte de indicios hace pensar que de esta catástrofe va a surgir el fósforo que finalmente prenda la mecha de una bomba que debería haber explotado hace mucho tiempo”, continúa el mensaje.

“Hoy los nombres no tienen importancia. Podría ser cualquiera de los millones de argentinos que emprendemos, arriesgamos, invertimos, contratamos gente, trabajamos sin jornada, sin permitirnos licencias; dependiendo mes a mes de nuestro esfuerzo e ingenio, sin ninguna certeza de ganancia cierta. Podría ser otro más de los que está cansado de ver a su socio mayoritario y bobo, el Fisco, llevarse la mayor tajada sin hacer nada. Sin hacer nada excepto obstruir, impedir y complicar”, agrega el mensaje de Whatsapp.

La carta agrega: “Podría ser cualquiera de los que no aguanta más la prepotencia sindical, la industria del juicio laboral, los servicios deficientes y caros, los intereses usureros, la burocracia, el patoterismo fiscal, el abuso, el exceso, la ineficiencia y la inoperancia, la competencia desleal, la incompetencia. Podría ser el que está harto de tener empleados que ganan poco, pero cuestan mucho”.

“Harto de pagar el anticipo de una ganancia que nunca llega. Harto de que nos pidan otro esfuerzo más, sin hacerlo también ellos. Harto de verlos hacer lo que a nosotros no nos dejan, y que nos hagan hacer lo que ellos no hacen. Harto de que nos subestimen, menosprecien y manipulen; de que nos usen y abusen”, indica el mensaje.

“En la vorágine de sobrevivir el día a día en la Argentina, reprimimos y postergamos el deseo de rebelión que todo emprendedor lleva adentro; el sentimiento rebelde que nos hizo independientes. El miedo a perder lo que tanto nos costó construir, nos mantuvo dóciles, sumisos y resignados. Un sistema fiscal abusivo y voraz, nos obliga a jugar siempre al límite de las reglas. Un sistema tan siniestro como eficaz nos mantiene persiguiendo la zanahoria, sin darnos cuenta que caminamos lentamente hacia el abismo”, sigue el mensaje que distribuyen por WhatsApp.

“Pero el cisne negro llegó. Inesperado, devastador e implacable, el COVID-19 cambiará nuestra realidad para siempre. Ver desmoronarse en pocos días lo que construimos en años nos obliga a replantearnos las cosas. Lo que tenemos para perder ya no es tanto. Lo que tenemos para ganar es mucho. Es momento de exigir que nos dejen ponernos de pie. De exigir que el esfuerzo lo hagan también ellos. Es momento de decir: basta de abuso fiscal”, señala categóricamente el mensaje.

“Dejemos de financiar a un Estado ingrato y abusador. Dejemos que se valga por sí solo, como lo hacemos nosotros. Llevemos juntos un mensaje contundente de BASTA DE ABUSO FISCAL. Que por una vez sea el Estado quien nos pida por favor que hagamos, en vez de nosotros suplicar para que nos dejen hacer. Refundemos Argentina sobre la base de lo que alguna vez nos hizo grandes: nuestro poder emprendedor”, advierte el mensaje.