En 2022 podría subir el índice de pobreza debido a la inflación

0
196

El INDEC informará esta semana el número final de 2021 de personas que no cubren la canasta de necesidades básicas e indigentes; qué proyectan los especialistas sobre los índices sociales

El miércoles próximo, el Gobierno hará pública la cifra final de pobreza e indigencia de 2021, que según los expertos estará en un rango de entre el 38% y el 40%. Si bien la recuperación del empleo alivió la situación de muchos hogares durante el año pasado, en que la economía creció más de 10%, los especialistas calculan que una aceleración fuerte de la inflación podría hacer revertir la tendencia de mejora.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer el miércoles pasado que la Argentina logró la menor desocupación desde 2016 y mostró un fuerte avance (3,5%) en la tasa de empleo, que creció de 40,1% a 43,6 por ciento.

De acuerdo con el organismo, la tasa de empleo alcanzó el 43,6% de la población en el cuarto trimestre de 2021. Desde el inicio de la serie en 2016, no había logrado superar el 43%. Además, la tasa de desocupación cayó al 7% de la Población Económicamente Activa, y así se ubicó en su nivel más bajo desde 2016.

Según la opinión de los expertos, la situación del empleo, aunque se trata de los empleos más precarizados, puede ser una explicación que justifique que el miércoles próximo la cifra final de pobreza e indigencia de 2021 termine siendo más baja en comparación con 2020. Dicho año finalizó en 42% y 10,5%, respectivamente. También podría ser mejor que en el primer semestre de 2021, con indicadores que alcanzaron el 40,6% y 10,7%, para cada caso.

Leopoldo Tornarolli, investigador del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), consideró: “En base a la información de otras fuentes que conocemos (caída de la pobreza en CABA, mejora fuerte del PBI, mejora del empleo y desaceleración de la inflación en la canasta alimentaria y la canasta básica total en el segundo semestre), espero una caída en la tasa de pobreza de aproximadamente 2 puntos, o tal vez un poco más, respecto al semestre anterior. Lo mismo para la indigencia”, afirmó en diálogo con Infobae.

“La tasa de pobreza que informará la próxima semana es probable que se ubique en algún valor cercano al 38%-38,5%mientras que la tasa de indigencia es probable que sea cercana al 8,5%”, proyectó Tornarolli.

Sin embargo, dijo que “la aceleración inflacionaria comenzada en el último trimestre de 2020 impidió seguir mejorando en dicho trimestre y en el primero de 2021, por lo que el primer semestre de 2021 mostró una tasa de pobreza prácticamente idéntica a la de un año atrás (40,6% versus 40,9%)”. ”Las mejoras en el PBI, empleo, desaceleración en los valores de la canasta alimentaria y la total explican la mejora que es probable que observemos en el reporte de la semana próxima”, mencionó Tornarolli.

Por su lado, Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) adelantó que la estimación propia que hace ese organismo fue de “43% en el tercer trimestre, con tendencia a la baja”. El sociólogo señaló: “Si se analiza la proyección de los últimos meses, había una recuperación del empleo, muchos de ellos precarios pero con familias que pudieron reintegrarse” al mercado laboral.

En su análisis, Salvia explicó: “El shock más importante tuvo que ver con la primera cuarentena, cuando la pobreza superó el 48% pero después tendió a descender aunque a estabilizarse por arriba del 40 por ciento. La novedad del 2021 fue que pudo estar por debajo de ese número pero de una manera relativamente ‘ficticia’ por ayudas sociales o algunos empleos con fuerte componente informal”, analizó.

Sin embargo, anticipó que para el primer trimestre de este año la mejora relativa podría desandarse: “El escenario para el primer trimestre estaría revirtiéndose porque aumenta la inflación y el shock de empleo ya se dio”, aseguró Salvia.