miércoles, mayo 29

En campaña, Cristina y Massa cruzaron elogios para convencer al núcleo duro K

0
120

Subieron al escenario a Agustín Rossi, compañero de fórmula del ministro de Economía, y a Axel Kicillof, responsable de retener la provincia de Buenos Aires. En soledad, Alberto Fernández intentó defender su gestión.

La inauguración del Gasoducto Néstor Kirchner logró reunir en un mismo acto a Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa, en una foto minuciosamente pensada para dar señales de unidad, pero, fundamentalmente, fue la ocasión para que la Vicepresidenta y el ministro de Economía dejen en claro públicamente la alianza electoral que sellaron.

Se trató del primer acto de campaña del que participan todos los principales referentes de Unión por la Patria y en el que no hubo reproches públicos. Esta vez, el mensaje fue al corazón del ala dura kirchnerista, que duda de votar a Massa -por sus orígenes políticos y por su historia de enfrentamientos con Cristina Kirchner- y que espera una señal de la Vicepresidenta para darle su voto de confianza.

“Quería felicitarte, Sergio, por la fuerza que le pusiste al gasoducto, pero también por la fuerza que venís poniendo desde que sos ministro. Te hiciste cargo en un momento muy difícil y no arrugaste. Vas para adelante y eso siempre es bueno”, le dijo Cristina Kirchner ante los militantes reunidos en Salliqueló.

En las primeras filas, Juan Grabois, que pocas horas antes había vuelto a cuestionar a Massa y que será su contrincante en las PASO oficialistas, aplaudió al ministro en más de una ocasión. Invisibilizado en la campaña y en soledad, el Presidente se aferró a escasos datos positivos para hacer una defensa de su gestión de gobierno.

Cristina Kirchner, Sergio Massa y Máximo Kirchner sacaron a la luz su alianza, para consolidar el núcleo duro

En el acto de inauguración del gasoducto, hablaron las tres patas de la coalición gobernante. Cristina Kirchner y Sergio Massa, con un discurso sincronizado, lleno de elogios mutuos y alguna advertencia de la Vicepresidenta; mientras que el Presidente se desmarcó, en una especie de balance de despedida y el desliz de un reclamo.

Como ya se vio en actos anteriores y como lo hará en los próximos, Massa se encargó de mencionar a los referentes más importantes del ala dura k. Destacó a Axel Kicillof, que será el responsable junto con los intendentes de traccionarle los votos bonaerenses, y lo subió al escenario, al lado de la Vicepresidenta. También felicitó a Máximo Kirchner -su principal aliado, primero en la Cámara de Diputados y después en el armado de la lista que lo llevó a encabezar la fórmula presidencial-, creador del proyecto de la Ley del Aporte de las grandes fortunas, con el que se financió el gasoducto.

“Gracias a los legisladores que votaron el aporte extraordinario y a quienes presentaron el proyecto, Máximo Kirchner y Carlos Heller. Los que pagaron quienes contribuyeron con este aporte son esos 573 kilómetros de caños, esas llaves que vimos y sobre todas las cosas ese enorme crecimiento que representa”, dijo Massa, con el hijo de la Vicepresidenta sentado en las primeras filas, al lado de Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes.

El ministro de Economía tiene como objetivo salir a conquistar el voto duro k y evitar que Grabois sea el depositario de esa confianza. Por eso, su jefe de campaña es Eduardo “Wado” de Pedro, el candidato de Cristina Kirchner. Y si bien la expresidenta bajó a su preferido apostando a una fórmula de unidad y elogió en más de una oportunidad al ministro de Economía, también se encarga de marcar la cancha.

Luego de que Massa anunciara la licitación para la construcción de gasoductos que permitirán exportar el gas de Vaca Muerta, Cristina Kirchner advirtió que primero se debe abastecer el mercado interno y garantizar el acceso a los argentinos, para luego vender al mundo, en un claro mensaje de prioridades de gestión.

Alberto Fernández y un discurso de despedida

En manos de Alberto Fernández quedó el discurso de cierre del acto. El Presidente prefirió dejar de lado la campaña y hacer una especie de balance de despedida, mencionando algunos logros de su gestión. Para eso había quedado solo. Ninguno de sus antecesores los había mencionado, aunque Massa se encargó de felicitarlo por tomar la decisión de avanzar con el gasoducto.

Vaya mi agradecimiento al Presidente por la decisión de seguir adelante con este gasoducto, cuando el FMI en diciembre nos pedía que lo paráramos”, destacó.

“Creemos que no hay ninguna posibilidad de que un país se desarrolle si el Estado no está presente llevando adelante esas obras que hacen falta allí donde el mercado no ve un negocio rentable”, dijo, a su turno, Alberto Fernández.

El Presidente también se encargó de dejar un mensaje a la interna, en especial hacia Cristina Kirchner, y marcó la diferencia entre estar juntos y unidos. “Lo que más reclamo y les pido ahora es que preservemos la unidad de los que queremos que la Argentina crezca, de los que queremos que la Argentina avance, que sea más igualitaria y que queremos preservar los derechos de los trabajadores. Está dicho que unidos todo se hace más fácil, haciendo lo que les toca hacer. Mejor que decir, es hacer. Mejor que estar juntos, es estar unidos”, cerró.