En Estados Unidos se roban cada vez mas autos por esta insólita razón

0
58
Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley culpan en parte del aumento de los robos a los automovilistas que dejan un llavero dentro del habitáculo
  • Los sistemas electrónicos de apertura de puertas a distancia y encendido sin llave fueron desarrollados no solo como un elemento de confort, sino también como de seguridad. El “diálogo” inalámbrico entre el comando a distancia y el auto era el único medio que podía desbloquear el inmovilizador del motor y activar el resto de los sistemas.

    Y mientras algunos se preocupan por envolver sus llaves en papel aluminio para que no capten su señal, este elemento que nació como una forma de prevenir robos, irónicamente, están facilitando que los ladrones tengan mas facilidades para llevarse el modelo que quieran en los suburbios de Estados Unidos.

    ¿Por qué? El problema no es de la tecnología en sí, sino que los norteamericanos, confiados, sigue dejando sus llaves dentro del automóvil.

    Es por eso que los oficiales de policía de todo el país les recuerdan a los automovilistas que no lo hagan mientras luchan contra un aumento en los robos.

    En la década de 1980, como se puede ver en muchas películas de acción, robar un automóvil a menudo requería romper una de sus ventanas, darle arranque al motor uniendo cables, romper el bloqueo de la dirección y esperar que no estuviera equipado con una alarma.

    El llavero con mando a distancia ahora elimina todos estos pasos; si está en el auto, los ladrones pueden subir y marcharse como si nada.

    Algunos lo esconden en la guantera, mientras que otros ni siquiera se molestan en esconderlo y dejarlo en la consola central o en los posavasos. Si este tipo de llaves está en el automóvil, cualquiera puede abrir la puerta con la manija, presionar el botón de encendido, poner primera y alejarse sin llamar la atención

    Pero en muchos casos quienes terminan robando estos autos son jóvenes o adolescentes aburridos se llevan los autos por diversión y los usan como transporte para llegar a otro sitio.

    La policía de Los Ángeles le dijo al New York Times que, en un giro inesperado en el concepto de coche compartido, algunos ladrones simplemente están tomando prestado el auto de un extraño sin permiso para conducir del punto A al punto B, sin intención de desguazarlo para vender sus partes.

    “Es más barato que llamar a un Uber” escribe el prestigioso medio estadounidense. Estos autos a menudo se encuentran a pocos kilómetros de donde fueron llevados sin mayores daños. Además, también se han registrado robos a los conductores de reparto que dejan su vehículo encendido mientras dejan comida o entregan un paquete.

    Los números son reveladores. En la ciudad de Nueva York se robaron 6.858 autos en 2020, frente a los 3.988 de 2019, y más de 3.450 de ellos fueron tomados mientras estaban en marcha.

    “Es un problema muy estúpido. La tecnología que se creó específicamente para eliminar los robos de automóviles, como las llaves inteligentes, ahora se está utilizando en nuestra contra”, dijo un oficial de policía de Hartford, Connecticut, durante una conferencia de prensa. En Hartford, en 2020 se recuperaron 1.449 autos robados.