En la previa a las elecciones hay un escape total del peso, falta mercadería y los empresarios hacen catarsis

0
215

Nota extraída de IProfesional por Claudio Zlotnik

Reuniones de emergencia entre ejecutivos de empresas. Fuerte aumento de compras en supermercados. De qué depende el precio del dólar desde el lunes

En la previa a las elecciones hay un escape total del peso, falta mercadería y los empresarios hacen catarsis

La dinámica de la crisis marcará un hito dentro de 48 horas, cuando millones de argentinos concurran a las urnas. Del resultado electoral depende lo que vaya a ocurrir el lunes a las 10 de la mañana, cuando vuelvan a operar los mercados y las pantallas reflejen el precio del dólar. Ya sea en el canal oficial o en los alternativos.

En la previa al fin de semana se organizaron reuniones en distintas cámaras empresarias para evaluar lo que puede suceder este lunes que viene. Más que nada, fueron encuentros para hacer catarsis sobre la crisis. Y para dejar en claro que ninguno tiene una noción precisa de lo que se desencadenará a partir del lunes.

Todo depende de lo que manden las urnas. Una cosa es un Milei triunfando en primera vuelta -acaso el escenario más temido por los ejecutivos ya que el plan de corto plazo del libertario es un enigma, más allá de su objetivo dolarizador- y otro escenario es con Sergio Massa anotado para una segunda vuelta (con chances), lo que aseguraría una estabilidad cambiaria al menos hasta el domingo del balotaje (19 de noviembre).

Más allá de estas elucubraciones, el resto fueron quejas por la crisis: la inexistencia de referencias para los precios, los faltantes de mercadería y la incertidumbre ante lo que pueda pasar a partir del lunes.

Está claro, la experiencia del lunes post PASO no ayuda para nada: la devaluación del 22% de aquel lunes 14 de agosto agrega nerviosismo a la coyuntura.

Empresarios, al borde de un ataque de nervios

La reunión de los empresarios de la Copal -la cámara que agrupa a las principales compañías de alimentos- da cuenta de las quejas y la incertidumbre.

La economía transita horas agitadas en la previa a las elecciones presidenciales.

La economía transita horas agitadas en la previa a las elecciones presidenciales.

Los ejecutivos apuntaron los graves faltantes de materia prima para producir y de los aumentos en los costos, aun cuando el tipo de cambio oficial se mantiene estable en los $350 por dólar.

Desde las empresas, la falta de divisas para las importaciones encabeza el ranking de las preocupaciones. Hay alarma por lo que vaya a suceder desde la próxima semana.

Las líderes, directamente, ya se pusieron de acuerdo en reclamar al Gobierno que los aumentos en «Precios Justos» deben ser más elevados que el 5% mensual pautados. Una manera de transparentar lo que ya sucede en el mercado. Los aumentos van muy por encima de ese tope, sobre todo en los comercios de cercanía (autoservicios y almacenes).

En FECOBA, la federación que agrupa a cámaras de varios sectores, también fue una foto de la compleja actualidad.

El reporte fue fatalista: por la falta de dólares hay problemas en el abastecimiento de materiales para la construcción -desde hierro hasta cemento, cuyo precio no está dolarizado-; y también en nichos más sensibles, como los insumos médicos y en el sector de los alimentos.

«No hay insumos para las placas radiográficas o materiales odontológicos», resume Fabián Castillo, titular de la Federación empresaria.

«No hay precios de referencia, no hay valores de reposición de mercadería y no hay acceso a insumos importados, lo que obliga a reducir las ventas a su mínima expresión», dijo Fecoba en un comunicado de último momento.

La falta de dólares para importar complica la actividad.

La falta de dólares para importar complica la actividad.

Los consumidores también corren

Un dato dado a conocer por la consultora Scentia -que dirige Osvaldo del Río- dio cuenta de la cobertura que toman los consumidores, a pocas horas de las elecciones.

Tal como sucedió después de la devaluación de agosto, cuando la gente corrió hacia las góndolas para ganarle al traspaso a los precios del salto del dólar, en las últimas semanas se percibió un fenómeno similar.

Los datos de Scentia dan cuenta de una suba del 8,5% en el consumo masivo (alimentos y bebidas) en septiembre contra el mismo mes del año pasado. Con un pico del 12,5% en el caso de las cadenas de supermercados.

Es decir, los consumidores vuelven a cubrirse de una eventual devaluación, una conducta que se repitió al comienzo de este mes, a pesar de la caída del poder adquisitivo de la población. Es probable que los consumidores hayan dejado de gastar en otros segmentos, pero van con sus pesos a comprar en los supermercados para adelantar consumos.

Precios y dólar desde el lunes

Más allá de los precios de los productos que están a la venta, una de las claves a partir del lunes será lo que el Gobierno defina sobre los precios regulados: desde los combustibles a las tarifas de los servicios públicos están congelados por orden de Massa.

¿Qué sucederá desde la semana que viene? Acá también se juega el resultado de las elecciones del domingo. Pero está claro que el ministro ya no tiene margen para dejar las cosas como están.

Qué pasará el lunes con el dólar, al incógnita que tiene en alerta al mercado.

Qué pasará el lunes con el dólar, al incógnita que tiene en alerta al mercado.

La gran pregunta, a revelarse pronto, refiere a la manera en que se saldrá de ese torniquete. Y eso dependerá del resultado. De ganar Milei en primera vuelta, seguramente su voz será determinante para ponerle precio al billete verde.

Si, en cambio, hay un balotaje entre el libertario y Massa, seguramente el Gobierno intentará mantener sin cambios la cotización del «oficial» hasta por lo menos el balotaje.

Una puja entre Milei y Patricia Bullrich hacia noviembre seguramente también deparará en una conversación pública entre el precio que debería tener el dólar en lo inmediato.