En lo que va de la pandemia, ya quebraron11.800 hoteles y restaurantes:“Habrá aún más”

0
189
El sector representa el 3% del PBI y genera más de 650.000 puestos de trabajo. Alertan que la actividad retrocedió a los niveles de 1980 Tras atravesar una de las cuarentenas más duras del mundo, sumado a la crisis económica que azota el país y las nuevas restricciones impuesta en el país, el sector hotelero y gastronómico ha sido el más afectado en estos 14 meses de pandemia. Según el último informe de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (Fehgra), en ese período desaparecieron unas 11.800 empresas. De ese total, unas 3.800 cerraron en lo que va del 2021 pero aseguran que serán muchas más.

“Nuestra realidad hoy es peor que el escenario más pesimista que proyectábamos. Ya desaparecieron 11.800 empresas, 3.800 más que en 2020, año en que cerraron sus puertas 8.000 establecimientos. En nuestro sector se perdieron 175.000 puestos de trabajo. Pero, además, con las nuevas restricciones que impiden el trabajo en la mayoría de nuestras pymes, lamentablemente, la situación que ya es crítica empeorará aún más. No hay empresa que resista sin posibilidades de trabajar”, señaló Graciela Fresno, presidente de Fehgra.

Los números son más graves cuando se los contrasta con valores históricos: “Es un retroceso de 40 años. La actividad agregada del sector se hundió a niveles comparables a los de 1980″, aseguraron.

El turismo extranjero es uno de los principales alimentadores de la industria, sin embargo, la situación epidemiológica del país y la región atentan contra el arribo de viajeros: “La actividad hotelera de la ciudad de Buenos Aires depende en un 50% del arribo de turistas extranjeros, cuya situación no se sabe cuándo podrá ser normalizada. Su incidencia en la Patagonia es de aproximadamente el 25%. Tomando los datos del primer trimestre de 2021 y comparándolos con el primer trimestre de 2019, se observa que el sector en su conjunto está funcionando a un nivel 41% más bajo, un nivel 50% inferior en alojamiento y 39% inferior en gastronomía”, detalló el informe.

Si se toman los datos de empleadores registrados por la AFIP, en el promedio de la economía a enero 2021 hubo una caída interanual del 6,4%; pero en el sector de hotelería y gastronomía ese porcentaje llegó al 14%. “En febrero 2021, la caída del empleo asalariado registrado fue del 2,6% para toda la economía y del 21,4% para hotelería y gastronomía, es decir, es el sector de mayor destrucción de empleo. Esta caída representa 60.000 empleos menos en ese mes”, precisó el informe.

Ante este escenario, el sector solicita ayuda al Gobierno para minimizar al máximo el cierre de más empresas. Actualmente se encuentra vigente el Programa de Recuperación Productiva (Repro II), una línea de crédito del Banco Nación (aunque es sólo para pymes y si uno ya sacó otro préstamo, no puede volver a acceder). Sin embargo, reconocen que no es suficiente y que precisan una ayuda que este a tono con la situación económica y las perdidas que están sufriendo.

“El REPRO recientemente aumentó de $18.000 a $22.000 pero para que tengamos una referencia, el año pasado teníamos dos sueldos mínimos que serían $47.000 aproximadamente por lo que estamos con una ayuda equivalente al 50% de la asistencia recibida el año pasado“, remarcó Roberto Amengual presidente de la Asociación Hotelera de Turismo (AHT).

“Estamos perdiendo 226 puestos de trabajo formales por día en la Argentina desde el inicio de la crisis por el Covid-19. Nos llevó al menos 14 años generar esos 15.000 puestos de trabajo que se perdieron solamente en hotelería. La industria turística ya perdió 85.000 empleos. En este contexto, no somos optimistas respecto de cuánto tiempo nos llevará volver a alcanzar este nivel de empleo formal”, destacó Amengual.