En marzo, un tercio de los usuarios tuvo una facturación estimada de la luz

0
543

11 DE Mayo 2020 – Piden revisar las boletas y hacer los reclamos correspondientes.

Se generarán créditos o débitos que impactarán en la factura próxima.

El titular del Ente Regulador de Servicios Públicos (Enresp), Carlos Saravia, reveló que un 32 por ciento de los 358 mil usuarios de energía eléctrica de la provincia tuvieron una facturación estimada durante el mes de marzo. Advirtió que puede haber alguna diferencia con respecto a las boletas de meses anteriores, que se resolverá con la factura próxima.

Según el contrato de concesión, la estimación está prevista para casos fortuitos o de fuerza mayor. Edesa explicó que no pudo leer los medidores en casi el tercio de los usuarios porque tenía 67 empleados que no podían trabajar en la calle, en el marco de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, dos semanas atrás desde el Enresp obligaron a la empresa a facturar sobre la base del consumo real.

«Como no habían leído ese 32 por ciento, ahora deben establecer cuál fue el consumo a partir de la lectura y corregirlo. Si cobraron de más, deben devolver y, si cobraron de menos, cargar la diferencia en la factura posterior», manifestó Saravia y pidió a los usuarios verificar si su consumo varió.

El cliente que advierta que tiene un consumo mayor o una facturación que considere que severamente modifica lo usual, tiene que reclamar a la empresa o contactarse con el Enresp por whatsapp: 3876347400.

En la parte superior izquierda de la boleta hay un cuadro que detalla el consumo de los 12 meses anteriores. Se debe tener en cuenta que en la factura de la luz, no se paga solo la energía eléctrica, sino que hay varios conceptos acumulados.

Se puede tramitar subsidios por la línea de whatsapp. En la actualidad, unas 30 mil familias e instituciones reciben subsidios: 18 mil, para energía eléctrica y 12 mil, para agua.

¿Se vienen aumentos?

Saravia aseguró que desde diciembre no hubo aumentos en la tarifa de la luz, pero reconoció que la gestión anterior autorizó un 35 por ciento en noviembre, que impactó de manera escalonada en las facturas pasadas.

El gerente de Relaciones Institucionales de Edesa estimó que la pandemia cambiará para siempre la forma de hacer trámites. Comentó que implementaron sitios muy dinámicos en internet, que permiten hacer lo mismo que se hacía en forma presencial: “La gente se ha adecuado a hacer todo por la web y a recibir factura digital. Creemos que es un cambio de vida que no tiene retorno”.

 

Estimó que la discusión por aumentos comenzará en julio o agosto: «Entendemos que hay que esperar que pase el efecto más grave de la pandemia en la economía, sobre todo, en los sectores más vulnerables».

«Los costos de los servicios incrementan, la inflación sigue creciendo y esto habla de que podría tener un aumento la tarifa, pero la decisión gubernamental hace a lo social y no vamos a discutir hasta julio o agosto, sin perjuicio de que las empresas puedan pedir. Esos derechos no se van a obstaculizar», aseguró.

Menos consumo

Saravia estimó que el consumo de la energía eléctrica en los hogares aumentó un 20 por ciento durante la cuarentena.

Lejos de ese número, el gerente de Relaciones Institucionales de Edesa, Hugo González, analizó que el consumo domiciliario pudo haber subido un 3 o 4 por ciento, pero observó que bajó mucho más la demanda en industrias y comercios. Los números reales se conocerán esta semana.

Según dijo González, la distribución de energía mantiene la misma tarifa desde abril del año pasado: «Estamos viendo con la provincia cómo seguir adelante».

No se está pagando a la generadora de energía

El titular del Enresp reveló que el mes pasado Edesa no pagó 280 millones de pesos a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico), la empresa generadora de energía eléctrica, en la que interviene el Estado. Estimó que este mes podría ocurrir lo mismo.
El funcionario consideró que durante la primera quincena de la pandemia, la recaudación de Edesa se redujo un 30 por ciento, pero advirtió que desde que se habilitaron las bocas de cobranza la situación deficitaria bajó a menos del 15 por ciento: “Eso habla de que la empresa está recaudando”.
Saravia señaló que desde el Enresp no van a intervenir, a menos que la falta de pago conlleve alguna restricción o privación de la energía eléctrica para la provincia. 
Comentó que en este momento a Cammesa, las empresas distribuidoras del país, le deben más de 75 mil millones de pesos por la energía que contratan.
Consultado por este tema, el gerente de Relaciones Institucionales de Edesa manifestó que el mes pasado la empresa priorizó cubrir los costos fijos, como sueldos, combustible líquido, materiales para mantenimiento y elementos de seguridad.     
“La única recaudación que tuvimos fue a través de lo que les cobramos a nuestros clientes”, señaló González y recordó que la recaudación bajó bastante, aunque todavía no se conocen los números definitivos.