jueves, abril 18

En medio del conflicto con las provincias, Milei recibió el apoyo del gobernador de Tucumán

0
99

“Mi compromiso es con el pueblo tucumano”, remarcó Osvaldo Jaldo mientras escala la tensión por el recorte de los fondos coparticipables que impulsa el Gobierno nacional.

Mientras los gobernadores se reúnen en torno al reclamo por los fondos coparticipables que el Gobierno nacional decidió recortar, como parte de su política de déficit cero, el presidente Javier Milei, recibió el apoyo del mandatario de Tucumán, Osvaldo Jaldo.

“En representación de la provincia de Tucumán, la única provincia que no firmó el apoyo a la iniciativa del gobernador de Chubut sobre los reclamos, quiero dejar aclarado que, si bien soy el gobernador de Tucumán, pero cuando yo me adhiero a alguna causa y firmo un documento estoy comprometiendo al pueblo tucumano que es a quien represento”, sostuvo el mandatario peronista.

Sus dichos llegan tras la escalada del conflicto con el líder de Chubut, Ignacio Torres, quien se presentó ante la Justicia para reclamar por la coparticipación que Milei recortó. Además, el referente del PRO amenazó con cortar el suministro de petróleo y reunió a sus colegas en un documento contra el Ejecutivo nacional.

Por su parte, Jaldo fue el único que no acompañó el reclamo conjunto aduciendo: “Al tomar decisiones analizo bien cuáles son la consecuencias institucionales y cómo puedo comprometer a mi provincia”.

El Gobierno nacional tiene el derecho de cobrar la deuda porque las provincias en las gestiones anteriores, en el caso de Chubut tomaron esa deuda, y los gobernadores que asumimos las gobernaciones tenemos la responsabilidad de cumplir con los derechos y obligaciones de las provincias. No es que las provincias dejan de deber porque cambian de gobernador. Hay continuidad institucional y hay que hacerse cargo de las cosas que hay que seguir gobernando”, dijo el tucumano en línea con el planteo de Milei.

A lo que agregó: “En mi caso, cuando yo empecé la gestión me dejaron $35 mil millones de deuda. Eso se actualiza por el índice CER que es casi el de la inflación. Hoy Tucumán debe $72.000 millones por el mismo concepto que debe Chubut y a mí me descontaron 5000 millones”.

Nosotros tenemos que ir para adelante, no para atrás. Tenemos gente con hambre, que no tiene dónde dormir de noche, que pierde calidad de vida y que está muy golpeada por las tarifas. Por eso no me sumo a este planteo”, comentó el gobernador que fue el único que respaldó al Presidente en medo del conflicto.

Respecto a las críticas que recibió desde distintos sectores, tanto de la dirigencia como del peronismo, que lo calificó de “traidor” por aliarse con Milei, Jaldo concluyó: “Cuando piden solidaridad esto es de ida y vuelta y a mí me eligieron para defender los intereses de Tucumán”.