martes, abril 16

En modo electoral, Massa acelera medidas para buscar incentivar el consumo y contener el malhumor social

0
173

Mientras se estiran las definiciones con el FMI, el titular del Palacio de Hacienda y precandidato presidencial de Unión por la Patria comienza a activar iniciativas, como los créditos a jubilados y pensionados.

Con la campaña electoral ya en marcha, el ministro de Economía y precandidato presidencial, Sergio Massa, comienza a activar algunas medidas para contener el malhumor social en un contexto marcado especialmente por la escalada de los precios y las definiciones demoradas sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por eso, mientras los índices de inflación corren a un ritmo del 7% mensual, el titular del Palacio de Hacienda puso en marcha una serie de iniciativas para incentivar el consumo, como los créditos para jubilados y pensionados, la renovación del programa Ahora 12 y reconoció que trabaja en cambios sobre el Impuesto a las Ganancias.

La iniciativa más reciente son los nuevos créditos para las jubiladas y jubilados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) quienes podrán acceder a préstamos de hasta $400.000 y los titulares de Pensiones No Contributivas (PNC), de hasta $150.000.

En todas las prestaciones se mantiene la posibilidad de seleccionar la devolución en 24, 36 o 48 cuotas. Los créditos deberán gestionarse de forma presencial en las oficinas de ANSES con turno previo a partir del día de la fecha. El titular de la cartera económica explicó que serán $50.000 millones los que destinará la ANSES desde el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para financiar los créditos.

El Gobierno anunció créditos de hasta $400.000 para jubilados y pensionados. (Foto: Ministerio de Economía)
El Gobierno anunció créditos de hasta $400.000 para jubilados y pensionados. (Foto: Ministerio de Economía)

Otras de los incentivos implementados por el ministro de Economía es la prorroga por parte de la Secretaría de Comercio del plan Ahora 12-el programa para pagar en cuotascon tarjeta de crédito- hasta el 31 de enero de 2024, plazo que podrá ser prorrogable. La medida, igualmente, mantiene una condición: rigesólo para empresas suscriptas a los convenios delprograma Precios Justos.

El reglamento abarca 35 categorías, entre ellas están: línea blanca, indumentaria, calzado y marroquinería; materiales para la construcción, muebles, bicicletas y motos cuyo precio final no supere los $730.000. También, incluyeservicios turísticos y celulares.

Para incentivar el consumo en el año electoral, el Gobierno renovó Ahora 12. (Foto: NA)
Para incentivar el consumo en el año electoral, el Gobierno renovó Ahora 12. (Foto: NA)

Por otra parte, el Gobierno reconoció hace algunos días que se prevén implementar modificaciones en el Impuesto a las Ganancias.El anuncio lo hizo el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, tras la cumbre en la Casa Rosada. “Massa estudia un alivio en el pago de Ganancias, lo están viendo los técnicos junto con la AFIP y será informado próximamente, trabajamos en eso, se verá cuál es la forma”, destacó el precandidato a vicepresidente de Unión por la Patria.

Actualmente, el piso salarialpara afrontar el gravamen es de $506.340 brutos para los trabajadores en relación de dependencia. Además, están exceptuados del pago de Ganancias los aguinaldos de aquellos empleados que cobran hasta $800.000 brutos mensuales.

Se estiran las definiciones con el FMI

Paralelamente a estas medidas para estimular el consumo, las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se encuentran en horas decisivas. Mientras se acerca la fecha del vencimiento del plazo para pagar US$2600 millones, el Gobierno busca estrategias para lograr que el organismo acepte redefinir el acuerdo.

Si bien en el equipo económico dejaron trascender que una comitiva de funcionarios se trasladaría a Washington en las próximas horas, el viaje sigue sin confirmarse y Massa dijo en varias oportunidades que se emprendería cuando el entendimiento estuviera cerrado.

La semana pasada, el Palacio de Hacienda postergó los tres pagos previstos para julio -U$S1294 millones para el 9 de julio, US$647 millones para el 14 y US$680 millones para el 28- en un intento por ganar el tiempo suficiente para alcanzar un entendimiento con el organismo y conseguir un desembolso para compensar ese vencimiento.

Esta es la segunda vez que el Gobierno decide aplazar los pagos con el Fondo, ya que en junio retrasó dos compromisos por US$2700 millones que se abonaron a fin de mes. La peculiaridad en junio fue que el pago se hizo en parte con yuanes provenientes del swap con China.