En Orán hubo evacuados, ríos desbordados y casos de pánico

0
268

10 DE Febrero 2020 – El intendente Pablo González puso en marcha un protocolo de emergencias. Vigilia. Vigilan los ríos Pescado, Blanco, Colorado, Santa María y San Francisco. Transitable.

Por las intensas lluvias registradas durante el fin de semana en Orán, con cerca de 200 mm en total, el intendente Pablo González dispuso la inmediata atención de familias afectadas.
Al mismo tiempo convocó a todo el gabinete comunal para recorrer distintos barrios, hacer un relevamiento y coordinar con Defensa Civil y Gendarmería Nacional la asistencia.
Las lluvias, intensas pero intermitentes, mantuvieron en vilo a los habitantes de todo el departamento, desde la zona de los cerros hasta el Chaco salteño.
De hecho, las precipitaciones registradas en la parte alta hicieron que desborden los ríos Blanco y Pescado, anegando tramos importantes de la ruta nacional 50 entre la ciudad de Orán y Aguas Blancas. De a poco el paso fue restablecido por Gendarmería a medida que bajaban las aguas.
En la ciudad de Orán, algunas familias que sufrieron el ingreso de agua en sus casas por vivir en zonas inundables fueron asistidas por la Secretaría de Desarrollo Social. Se trata de vecinos del Bº 17 de Octubre; calle José Ingenieros casi esquina Pje. Gorriti; calle Alvear casi esq. Juana Azurduy; Pje. Islas Malvinas esq. Juana Azurduy; Pje. Siria en su trayecto desde Mario Silva hacia el este, como así también en calle Dorrego esq. Mario Silva.
“Está el compromiso de la comuna de asistir a las familias afectadas en todo lo que sea posible, desde bolsones de mercadería, colchones, chapas, y lo que sea necesario”, informó Defensa Civil.
Por su parte, la Secretaría de Infraestructura trabajará para intensificar el mantenimiento de canales y calles, actividad que se podrá emprender cuando baje el agua.

Alerta por el nivel de los ríos

El jefe de Bomberos Voluntarios, José María Pacheco, informó que cayeron casi 200 milímetros durante el fin de semana, hasta ayer a la mañana inclusive, lo que tornó complicada la situación. 
 

Por la intensa lluvia crecieron los ríos Pescado, Blanco y Colorado y desbordaron canales de riego en distintas fincas.

Se inundó el Puesto 28

Bomberos Voluntarios de Aguas Blancas recorrió la zona para abrir las compuertas de los canales de riego y evitar inundaciones.
“Por precaución cortamos la ruta nacional 50, por lo menos hasta las 18 horas, cuando verifiquemos que realmente baje el nivel de los ríos para asegurar transitabilidad”, dijeron.
Manuel Gutiérrez, por su parte, como jefe de Defensa Civil, informó que “se evacuaron 7 familias de las bandas norte y sur del río Blanco; son comunidades que están asentadas pero el río notoriamente está bajando y eso favorece mucho”.

Pichanal

Si bien se registró una crecida importante en los ríos San Francisco y Colorado el tránsito es normal y se sigue asistiendo a las familias de los barrios Tres Palmeras, Francini, Nueva Jerusalén y El Triángulo con alimentos no perecederos, ya que se niegan a abandonar sus viviendas a pesar de estar anegadas.

 Rescates en el río Santa María

Efectivos de la Guardia de Incendios de Orán y la División Lacustre y Fluvial del Bermejo lograron rescatar a cinco hombres que habían quedado atrapados en cauce del río Santa María, afluente de Río Colorado. Las personas se encuentran en buen estado de salud y junto a sus familiares.
Debido a las fuertes lluvias que azotaron el norte provincial el río Santa María registró una importante crecida, lo que provocó que personas que se encontraban en sus inmediaciones se vieran imposibilitados de volver. 
Una de las alertas se recibió el día sábado pasadas las 19 al Sistema de Emergencias 911 donde se daba aviso que dos personas se encontraban atrapadas en el río.
Inmediatamente personal de la Guardia de Incendios y División Lacustre y Fluvial acudieron al lugar, utilizando gomones y cuerdas lograron rescatar a dos jóvenes de 22 y 25 años.
 

En la tarde del lunes dos personas se acercaron a la Comisaría 20 de Orán donde pusieron en conocimiento la desaparición de tres hombres, que el día viernes habrían salido a pasar el día en el río. Una vez más los efectivos de la Guardia de Incendios y División Lacustre y Fluvial iniciaron un rastrillaje por los márgenes del río y luego de un tiempo observaron a los tres hombres buscados que se encontraban en la otra banda y los rescataron.