En un ranking de competitividad internacional, Argentina quedó última junto con Venezuela

0
235
El mismo fue elaborado por una institución académica radicada en Suiza. El país arrojó algunos resultados que están por debajo de los del régimen caribeño El Centro Mundial de Competitividad de la escuela de negocios de Suiza Institute for Management Development lanzó hoy su reporte anual que “analiza y clasifica a los países según cómo gestionan sus competencias para lograr la creación de valor a largo plazo”.

El informe sostiene que la competitividad de un país no puede medirse solamente por su PBI y productividad ya que existen otras variables como la política, la social y la cultural que también influyen. En esta línea, “los gobiernos deben proporcionar un entorno caracterizado por infraestructuras, instituciones y políticas eficientes que fomenten la creación de valor sostenible por parte de las empresas”.

Los parámetros que emplea para confeccionar su lista son cuatro: rendimiento económico, eficiencia gubernamental, eficiencia empresarial e infraestructura. El ranking evalúa el desempeño de 64 economías alrededor del mundo y Argentina quedó anteúltima, tan solo por delante de Venezuela. El país cayó un puesto desde el año pasado y se mantiene la tendencia de retroceso en la competitividad desde el 2018 cuando ocupó el lugar numero 56 en la tabla

Al desglosar el desempeño de Argentina en cada una de las variables analizadas, se evidencia un franco retroceso en cada una de ellas. Los mejores desempeños se dieron en “performance económica” e “infraestructura”, ocupando los puestos 59 y 56. Por otro lado, los peores fueron “eficiencia empresarial” y “eficiencia del gobierno” ocupando el puesto 63 y 64 correspondientemente. Estas últimas variable son las que más llaman la atención ya que el país fue tuvo un desempeño peor que el de Venezuela que ocupó los puestos 60 y 62. De está forma Argentina tiene la peor eficiencia de Gobierno y la segunda en eficiencia empresarial.

A nivel regional los resultados son mejores pero no tan lejos del desempeño argentino. Durante el último año los países de la región analizados -Chile, México, Colombia, Brasil, Perú, Argentina y Venezuela- han bajado promedio tres posiciones y han pasado del puesto 54 al 57.

La mayor caída la han registrado Chile -que en 2017 ocupaba incluso el puesto 35- y Perú, que han perdido cada uno seis puestos hasta situarse en el 44 y 58, respectivamente. México y Colombia han perdido dos puestos hasta situarse en el 55 y el 56, respectivamente, mientras que Brasil ha cedido una posición y cae hasta la posición 57.

En la cima de la tabla se encuentran Suiza, Suecia y Dinamarca. Al respecto el reporte concluye: “Cualidades como la inversión en innovación, la digitalización, los beneficios sociales y el liderazgo que dan como resultado la cohesión social han ayudado a las economías a capear mejor la crisis, permitiéndoles tener una clasificación más alta en competitividad”.