domingo, julio 21

Encuentran 70.000 tablets destinadas a jubilados y sectores vulnerables sin entregar

0
77

Forman parte de un programa oficial para distribuir los equipos a sectores de menores recursos, que fue financiado por un fondo al que aportan las telcos

Encuentran 70.000 tablets destinadas a jubilados y sectores vulnerables sin entregar

Al estilo de los millones de kilos de alimentos no entregados que se encontraron en varios depósitos oficiales y que desató una polémica en el seno del Ministerio de Capital Social a cargo de Sandra Pettovello, en el sector de las telecomunicaciones se acaba de descubrir una situación similar con la falta de distribución de miles de tablets en sectores vulnerables.

Se trata de casi 70.000 equipos comprados para un programa creado en abril del 2021 por las autoridades que en ese entonces estaban a cargo del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), bajo el nombre de «Conectando con Vos» que tenía como objetivo posibilitar a beneficiarios de varios planes sociales y a jubilados el acceso a equipamiento que debería contribuir a la inserción, integración y desarrollo social mediante el uso de TICs.

El dinero para financiar este programa provenía del Fondo Fiduciario del Servicio Universal que es financiado por el aporte de las operadoras de telecomunicaciones privadas y que la gestión del ex presidente Alberto Fernández utilizó para «asegurar a la población su acceso en condiciones de calidad, asequibilidad y a precios justos y razonables, con independencia de su localización geográfica, ingreso o capacidades», según se estableció en varias resoluciones del ente encargado de controlar el negocio telco.

En aquel momento, las autoridades kirchneristas sostenían que la política pública para alcanzar el objetivo del Servicio Universal se lograba diseñando diferentes programas para cumplir con el acceso a los derechos de universalizar los servicios de telecomunicaciones.

Tablets sin entregar: cómo se financió el programa

En ese contexto y a través de la Resolución 448/2021 del ENACOM se creó el programa «Contectando con vos» al cual se le destinaron $3.500 millones del Fondo Fiduciario del Servicio Universal.

El dinero financió la compra de 189.000 tablets en una primera etapa de la estrategia oficial, ya que luego se agregaron otros dispositivos electrónicos de comunicación y se ampliaron los fondos con el aporte de otros $1.000 millones, en todos los casos como aportes no reembolsables (ANR) o que no se debían reintegrar al fondo.

este programa provenía del Fondo Fiduciario del Servicio Universal que es financiado por el aporte de las operadoras de telecomunicaciones privadas

En el programa se gastaron $17.000 millones que provenían del Fondo Fiduciario del Servicio Universal financiado por las operadoras privadas

De la misma manera, se incorporó como beneficiarios del plan a jóvenes de entre 15 y 25 años incluidos en programas de ayuda nacionales, provinciales o municipales de apoyo educativo, ya sea en el nivel medio, escuela para adultos, terciaria, universitaria u otra de gestión estatal.

Así fue como para la segunda fase del «Conectando con vos» se amplió la cantidad de dispositivos sumando otros 140.000 que fueron también financiados por el Fondo Fiduciario del Servicio Universal con otros $7.500 millones, acumulando alrededor de 329.000 tablets adquiridas que, según las autoridades del ENACOM de ese entonces fueron entregadas solamente 174.367 siempre levantando la bandera de «lograr que los ciudadanos y ciudadanas beneficiarios finales del programa tengan acceso al uso de las TICs, contribuyendo a su inserción y desarrollo social, laboral y educativo y así reducir la brecha digital».

Dicho objetivo sirvió como base para un nuevo aumento del dinero que se destinó a ese programa en $5.000 millones para mantener la operatividad de la estrategia K de ese momento, todo lo cual llevó a que el monto final destinado a financiar el programa llegara a los $17.000 millones

Dónde se encontraban las tablets

De acuerdo a lo que pudo saber iProfesional, el reparto de las tablets marca Kanji propiedad de la empresa Fag Sistems, a la que se le estarían debiendo alrededor de u$s3 millones, quedaba a cargo de las intendencias o de los punteros sociales de cada localidad en las cuales se debían distribuir.

Y si bien la entrega se llevó a cabo, fue en parte, ya que se encontraron 20.0000 equipos en un depósito del ENACOM y otras 50.000 almacenadas en el Correo Central, lo cual llevó a la apertura de una investigación que se encuentra en marcha y que fue ordenada por la actual intervención del ENACOM, al igual que la auditoría que se abrió para saber cuál fue el destino de los fondos del Servicio Universal.

Los fundamentos para estas sospechas es que se gastó más de lo necesario en la compra de los equipos que, de todos modos, no fueron distribuidos totalmente, algo que desde el organismo aseguran que van a llevar a cabo una vez conocido el resultado de la auditoría.

Ocurre que desde un principio, el programa estuvo pensado para ayudar a sectores de menores recursos y también a personas de edad avanzada para lo cual se firmó un convenio con el ANSES y para quienes perciban una beca del programa Progresar; beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por embarazo.

para estas sospechas es que se gastó más de lo necesario en la compra de los equipos que, de todos modos, no fueron distribuidos totalmente, algo que desde el organismo aseguran que van a llevar a cabo una vez conocido el resultado de la auditoría.

Las sospechas son que se gastó más de lo necesario en equipos que, de todos modos, no fueron distribuidos totalmente,

También los hijos de estas personas que tengan entre 16 y 18 años y que estén bajo su tenencia, y miembros del grupo familiar, así como personas inscriptas en el Régimen de Monotributo Social y monotributistas pertenecientes a las categorías que no superen los dos Salarios Mínimos, Vitales y Móviles.

Del mismo modo, se podían anotar quienes fueran beneficiarios de Pensiones No Contributivas cuyos ingresos brutos sean iguales o menores a dos Salarios Mínimos, Vitales y Móviles; quienes estuviesen incorporados en el régimen de seguridad social para empleados de casas particulares.

Mecanismo de entrega

En su momento, el sitio oficial Argentina.gob.ar, explicaba que los dispositivos del Programa Conectando con Vos se entregaban mediante convenios con el Ministerio de Educación de la Nación, las jurisdicciones provinciales, municipales, asociaciones civiles, redes comunitarias y otras entidades intermedias con presencia territorial en barrios populares. Por caso, Educación lo implementó para beneficiarios de Conectar Igualdad.

Todas estas entidades y organismos oficiales debían inscribirse en el ENACOM y pedir la cantidad de dispositivos que necesitaban entregar de este programa que tenía una duración de dos años que se contaron desde el de abril de 2021.

Para sostener el mecanismo, se sostuvo que el objetivo de la iniciativa era el de promover la participación e integración social de los sectores sociales en situación de mayor vulnerabilidad social y económica.

Encuentran 70.000 tablets destinadas a jubilados y sectores vulnerables sin entregar

También el de ampliar y potenciar el campo de prácticas de los destinatarios y las destinatarias; fortalecer las actividades laborales, educativas y culturales de los destinatarios y las destinatarias; facilitar la inclusión de la población destinataria en las redes y en los espacios de socialización desarrolladas mediante las nuevas tecnologías y mejorar el acceso a las tecnologías digitales de la población destinataria.

De igual modo, se habló de «democratizar el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones y reducir la Brecha Digital para promover la igualdad de oportunidades para los potenciales beneficiarios del Decreto Nº 311/20, que establece los usuarios y usuarias a quienes no se podrá suspender o cortar los servicios de luz, gas, telefonía, internet y tv por cable aún cuando haya demora en el pago o alguna factura sin pagar».

Sin embargo, en el ENACOM todavía no se encontraron los papeles que cada municipio u organización debía entregar luego de recibir los equipos que ahora forman parte de la auditoría.