domingo, noviembre 27

Encuesta de imagen: el acuerdo con el FMI llega en el peor momento de Alberto y el Gobierno

0
137

El relevamiento de Dalessio Irol/Berensztein muestra cómo la sociedad califica a la gestión, al binomio presidencial y a los principales dirigentes políticos del oficialismo y la oposición. Qué piensan de la situación ecónomica y el acuerdo con el Fondo Monetario

Encuesta de imagen: el acuerdo con el FMI llega en el peor momento de Alberto y el Gobierno

La posibilidad de sellar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en torno a la deuda de u$s 44.500 millones puede arrojar un doble beneficio para el Gobierno. Por un lado, evitar que el precipicio del default provoque un profundo daño en la economía y por el otro, reconstruir la imagen de una gestión que se encuentra en su punto más alto de desaprobación.

Así lo revela la última entrega del Monitor del Humor Político y Social que elabora D’Alessio Irol/Berensztein para El Cronista.

La medición online realizada a 928 adultos en todo el país durante los últimos días de enero exhibe un incremento de la visión negativa sobre la situación ecónomica que atraviesa el país y de su proyección para el próximo año, lo que se traduce no solo en el mayor rechazo que recibió el Gobierno a lo largo de todo el mandato de Alberto Fernández sino también en un derrumbe de la imagen de los principales referentes del Frente de Todos.

Así, mientras dos de cada tres encuestados (67%) consideran que la situación económica actual es peor que la registrada hace un año y una proporción similar (64%) estima que será más desfavorable dentro de doce meses, el 69% le pone una mala calificación al Gobierno, 25 puntos más que lo registrado en diciembre de 2019, cuando se inició la administración Fernández.

Y las razones radican, básicamente, en la falta de soluciones a los problemas que más preocupan de manera persistente a la población: la elevada inflación, la inseguridad y la incertidumbre sobre la situación económica, incluida la falta de propuestas para el crecimiento.

«El Monitor de enero muestra una escenario de pocos cambios de expectativas, con una incipiente reactivación en algunos sectores que no llega a cambiar una imagen de poco optimismo a futuro«, señaló el consultor Eduardo D’Alessio.

«Es una encrucijada en que todos los parámetros de valuación del Gobierno parecen haber llegado a un punto de resistencia en el cual se encuentra en su nivel más bajo pero con dificultades para salir», agregó.

En efecto, el escenario crítico tuvo su impacto no solo en la imagen del Presidente, sino también en la de la vicepresidenta Cristina Kirchner y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, quienes registran su peor nivel a lo largo de todo el mandato. Los tres máximos referentes del FdT recogen un 68% de imagen negativa entre los entrevistados, con un rechazo casi total de quienes votaron a Juntos por el Cambio el año pasado. Solo tienen la adhesión de 8 de cada 10 electores del oficialismo y un 15% de los que se volcaron por terceras fuerzas.

La caída de imagen afectó también al diputado Máximo Kirchner, quien retrocedió al 25% antes de su alejamiento de la jefatura del bloque del FdT, y su par Victoria Tolosa Paz (24%) que quedó a 10 puntos del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el diputado Leandro Santoro, los oficialistas con mayor nivel adhesión.

Sin embargo, D’Alessio remarcó que «la resolución del acuerdo con el Fondo parecería una luz al final del túnel en el cual Alberto Fernández y la actual administración saldrían fortalecidos», y recordó que «en una medición anterior cerca del 90% de la población entrevistada veía en el acuerdo con el FMI una salida muy promisoria», lo que «representaba un fuerte contraste con la actitud de 20 años atrás en que se aplaudió el default».

No obstante, advirtió que «la actitud del kirchnerismo en la figura de Máximo de oposición frontal al posible acuerdo abre una brecha que retrotrae ese optimismo a los valores previos a la resolución».

A la hora del análisis, el consultor subrayó que «los problemas de la población siguen sin resolverse y los valores de sus requerimientos no se modifican a través del tiempo. La inflación y la inseguridad son el factor común de las demandas, necesidades que no se ven reflejadas en los permanentes cruces de los sectores de la politica».

Por ello, consideró que «quienes no tienen a su cargo la gestión tienen mayores chances de fortalecer su imagen. Entre ellos, se encuentran básicamente los líderes de la oposición, mientras que, en general, los miembros del oficialismo parecen recostados sobre sus núcleos duros, sin atisbos de concertar con otros sectores de la población».

imagen de los líderes políticos

Así, entre los encuestados, los dirigentes con mayor nivel de imagen positiva fueron referentes de JxC como la titular del PRO, Patricia Bullrich (55%), el senador Luis Juez (52%), el diputado Ricardo López Murphy (51%) y su compañera de bloque Graciela Ocaña (49%).

f.Cronista