lunes, junio 17

Encuestas desvelan al mundo político: Cristina cambiaría todo el juego si revierte su idea de no ser candidata

0
204

Cristina parece modificar todo el escenario político si revierte su idea de no ser candidata. Qué puede pasar en los próximos días |

Estaba enojada Cristina Kirchner, después de la condena del Tribunal Oral Federal n°2. Su mensaje posterior, usando su canal de Youtube, desde las oficinas del Senado, encerró una frase que muchos en su entorno no querían escuchar: «No voy a ser candidata a nada. Mi nombre no va a estar en ninguna boleta. Termino el 10 de diciembre y me vuelvo, como me volví el 10 de diciembre de 2015, a mi casa».

Dolió, para muchos. Y a la vista de un par de encuestas que los políticos de todos los espacios se encuentran considerando, cada vez duele más; porque de a poco, Cristina se va consolidando como la única variante competitiva del oficialismo y muchos de quienes intentaron retirarla empiezan a pensarlo mejor.

A la sazón, el peronismo siempre tiene como premisa mantener el poder.

Según un trabajo de la consultora Nueva Comunicación, si la actual vicepresidenta fuese candidata a presidenta, sería la más votada en la Provincia de Buenos Aires. Y esta claro el peso de ese territorio en la elección nacional: el 38% de los electores totales sufraga en tal distrito.

El muestreo que ha recorrido muchas mesas de campaña dice que superaría por 10 puntos porcentuales a quienes la siguen en intención de voto, casi en paridad total entre ellos: Horacio Rodríguez Larreta y Javier Milei.

«Sacar 10 puntos de diferencia en Provincia en este contexto, no es joda, la influencia que esa cantidad de votos tiene en la elección presidencial es sustancial, si ganas así, emparejas 5 derrotas en provincias chicas», explica un analista de diseños electorales tradicional del peronismo.

La Cámpora le pide a Cristina Kircher que sea la candidata presidencial del oficialismo en octubre

La Cámpora le pide a Cristina Kircher que sea la candidata presidencial del oficialismo en octubre

Las encuestas que desvelan a La Cámpora

Si la encuesta está bien encaminada, la afirmación es muy cierta. El trabajo completa su formulación indicando que, si la elección fuese hoy, para presidente y en territorio bonaerense, el Frente de Todos obtendría el 37,6% de los votos, siendo de todos ellos, el 26,6% de Cristina y el 11% de Sergio Massa, quien pese a capacidad de maniobra en términos de macroeconomía, no consigue consolidarse entre los encuestados.

Para el mismo trabajo de campo, Juntos se adjudicaría el 31,1% de los sufragios, en una elección pareja entre Larreta, que obtendría el 16% y Patricia Bullrich que abarcaría el 13,2% de las voluntades, mas los votos para algún radical.

«En definitiva, en el uno contra uno, el mejor nuestro, Cristina, le sacaría 10 puntos al mejor de ellos, Larreta. Ese impacto en las primarias, sería demoledor de cara a las generales», explica el mismo analista antes citado.

Otra medición anduvo circulando en los servicios de mensajería de todo el mundo la semana pasada. Si bien el trabajo es de mediados de febrero, muchos todavía lo están analizando y buscando profundizar en el fenómeno que refleja.

Se trata de un trabajo de la consultora Circuitos, que analiza la elección presidencial en territorio de la Ciudad de Buenos Aires, y plantea dos escenarios. Uno sin Cristina candidata, en el que Bullrich vencería sin atenuantes a Larreta en su propio coto de caza y la performance del actual jefe de Gobierno sería tan floja, que el segundo lugar lo ocuparía Milei, aunque con poca diferencia.

Cristina y los escenarios posibles

Pero, en el segundo escenario, los encuestadores incluyen a Cristina como postulante y entonces, encuentran un resultado sorpresa. Si la ex presidenta durante ocho años participa, saldría segunda en la CABA, todavía por debajo de Bullrich, pero superando a Milei y a Larreta.

s

Para muchos oficialistas, Cristina Kirchner es la única candidata que les permitiría ganar en las presidenciales

La ex ministra de Seguridad no sufre daño electoral con la eventual irrupción de Cristina, pero Larreta si, uno severo, lo que sorprendentemente indicaría que hasta comparten algún electorado en el siempre indescifrable distrito porteño.

«Ahora vos pensá que la Capital siempre fue un desastre para nosotros. Y también es cierto que combinar los resultados de dos encuestas que fueron realizadas con metodologías diferentes y en semanas distintas, no es técnicamente correcto. Pero si seguimos ambas hipótesis, Cristina ganaría cómoda en Provincia y se llevaría el segundo lugar en la Ciudad, eso es estar muy cerca de volver a la presidencia, no tenemos ni tendremos a nadie con esas chances», explica otro de los analistas que tuvo en su mano las dos mediciones.

Es cierto que el oficialismo no podría tener otro candidato con tantas posibilidades de dar pelea. Alberto Fernández no para de caer, pero incluso así, sigue por encima de un Massa que no consigue mover el amperímetro electoral.

«Cristina, aunque muchos de adentro la quieran dar por muerta, es nuestra única posibilidad«, dice un dirigente no tan kirchnerista, pero habitualmente realista.

Ahora el problema es convencerla, al menos para quienes quieren hacerlo. Su expresión en diciembre pasado, luego de la lectura de la sentencia, fue determinante. El operativo clamor que intentó armar La Cámpora el día que se reunió la mesa Nacional del Frente de Todos, todavía al menos, funciona a media máquina.

Y, convengamos, Cristina ya tiene 70 años, 8 de ellos fue presidenta y los últimos cuatro, vicepresidenta en medio de una batalla campal con los jueces y con el propio presidente, y ese esquema debe haberla desgastado.

El clamor deberá ser muy potente para revertir su decisión. Por ahora, la indiscutida líder del peronismo no se manifiesta al respecto y deja correr, mientras todo el kirchnerismo gasta las suelas recorriendo oficinas de rivales internos con las dos encuestas, evangelizando sobre la imperiosa necesidad de sobrevivir, de la mano de «la Jefa».