“Es una violación a la intimidad»: Luque habló tras la difusión de los mensajes sobre la muerte de Diego Maradona

0
187

El médico fue el eje de las críticas luego de que se difundieran los audios y chats que intercambió con el equipo médico que tenía a su cargo al exfutbolista en los últimos días de su vida.

La situación judicial de Leopoldo Luque se complica luego de que se difundieran varios mensajes de audio y chats que intercambió con el equipo médico que cuidó a Diego Maradona en las semanas previas a su muerte, ocurrida el 25 de noviembre al mediodía.

El contenido de los teléfonos del neurocirujano, quien se reconocía como máximo responsable de la salud del “Diez”, y la psiquiatra Agustina Cosachov arrojó detalles de los últimos días con vida del exfutbolista.

Algunas de las conversaciones en WhatsApp analizadas de los médicos investigados por un posible homicidio culposo por negligencia e impericia médica datan de hasta 20 días antes de la muerte del ídolo.

Entre ellas se encontraron, según se difundieron en los medios y portales, varios mensajes que intercambiaron Luque y Cosachov mientras en la casa de Tigre trataban de reanimar a Maradona, entre los que se destacó el audio del neurocirujano en el que dice que “el gordo (por Diego) se va a cagar muriendo”.

Y en las últimas horas se difundió que Luque trató de “pelotuda de mierda” a Jana Maradona (una de las hijas del “Diez” que más compartió tiempo con su padre en sus últimos días de vida) cuando la joven le pidió al neurocirujano que internen a su padre en una clínica porque lo veía en mal estado y un poco hinchado luego de la operación del hematoma subdural.




Ante este panorama, Luque decidió romper el silencio en diálogo con InfoVeloz y acusó a quienes publicaron sus mensajes de “violar su intimidad”.

“Me parece que esto excede todo. No puedo meterme en eso. Realmente es una violación a la intimidad. No hace a la causa”, expresó el neurocirujano a InfoVeloz, a la vez que evitó dar cualquier otro comentario.

Mientras en la Fiscalía General de San Isidro los fiscales Laura Capra, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren, coordinados por el fiscal general John Broyad y su equipo, siguen analizando el material de las celulares secuestrados y distintas pruebas, no se descarta que en los próximos días los ya acusados Luque y Cosachov sean llamados a indagatoria. En los pasillos de tribunales se rumorea que podrían sumarse más imputados del entorno médico y personal de Diego Armando Maradona.

Para los fiscales, lo que pasaba en el country San Andrés era efectivamente una internación domiciliaria, una sumamente defectuosa, sin un llamador de cama a la vista, un desfibrilador, ni siquiera un tanque de oxígeno o suero. Por lo pronto, se espera que se defina la fecha del evento que será clave para definir la imputación de homicidio culposo: la junta médica, a cargo de especialistas de la Asesoría Pericia de la Procuración, que serán los encargados de definir, junto a posibles peritos aportados por las partes, si Maradona sufrió efectivamente una mala praxis.