Escándalo de sobreprecios involucra a Juan Schiaretti y a otros dirigentes en Córdoba

0
102
El Gobernador contrató de manera directa a varias empresas que cobran millonarios honorarios por tareas que ni siquiera realizan. Un sistema muy arraigado en la provincia
En Córdoba contratar una empresa para que realice obras, servicios u actividades para el sector público se hace de manera privada, y hace 20 años que son las mismas empresas las que se ven beneficiadas con dichas licitaciones.

Y en rubros bien distintos, como la limpieza de escuelas, hospitales o espacios verdes. De dichas licitaciones se vio siempre beneficiado por ejemplo Horacio Busso, primo del ministro de Agricultura del Gobernador Juan Schiaretti, Sergio Busso. Horacio Busso, expresidente de la Cámara de Comercio de Córdoba y dueño de la empresa Cotreco fue procesado el 30 de junio por no pagar aportes a sus empleados.

 

A fines del año pasado, el 22 de diciembre, 16 directivos de la firma fueron imputados por perjudicar al fisco en más de $ 1.000 millones.

A este tipo de empresas, dice Sergio Carreras del diario La Voz de Córdoba, Schiaretti le otorgó millonarios contratos hasta 2023, año en el terminará su gobernación que mantiene desde 2015. Para darse una idea del caudal de dinero que uno de estos contratos significa, La Voz publicó este 29 de junio que en medio de la cuarentena, el 63% de los ingresos de las empresas cordobesas llegan desde el ministerio de Educación. Las ocho empresas que se encargan de la limpieza de los colegios públicos facturaron en el primer semestre de 2020 al Estado $ 482.000.000 cuando los alumnos ni siquiera asistieron a la escuela.

“El Gobierno paga millones por limpieza que no se realiza. Los costos para el Estado son gigantes”, advierte Carreras en Twitter.

 

 

Y añade: “La falta de controles es absoluta. El acomodo de las empresas, es absoluto”. Otro ejemplo de este burdo beneficio millonario para estas empresas es el desmalezado en escuelas que ni siquiera tiene espacios verdes para desmalezar, un hecho que explica claramente cómo el Gobierno cordobés “se deja” estafar para ensanchar las cuentas de estas empresas.

Pero como explica Carreras en el hilo, Schiaretti no es el único gobernante que negocia con estas empresas. También lo han hecho peronistas como José Manuel de la Sota y el radical Ramón Mestre.

¿Cómo se logra el robo? A través de la subasta online. Cuenta Carreras: “El gobierno adjudica estos contratos con mecanismo de subasta online, manejado por las empresas que saben cómo usarlo para dividirse cada contrato. Así, una herramienta tecnológica que podría servir para dar transparencia, es usada para asegurar el negocio para los mismos”.

Y aunque hay miles de empleados de estas empresas que son explotados con sueldos mínimos el sindicato no los defiende porque el Soelsac, que dirige Sergio Fittipaldi, titular de las 62 Organizaciones Peronistas de Córdoba es “en los hechos, un amigos de las empresas”.