“Esperamos el peor invierno”:el drama de los ucranianos ante los ataques deRusia al sistema eléctrico

0
525

Vladimir Putin aumentó el lanzamiento de misiles contra infraestructura energética crítica. Casi la mitad del país no tenía luz la semana pasada.

“El invierno es helado y nos estamos acostumbrando a vivir en la oscuridad”, le dice a TN Viktor, un vecino de Kiev que en los primeros días de la invasión rusa había huido a la ciudad de Lviv pero con el paso de los meses decidió volver a su casa.

Como él, hay muchos. Pero la situación es tan grave, que semanas atrás el propio presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, les pidió a los refugiados que se habían ido de la capital que no regresen. Temen por apagones masivos y prolongados que hagan imposible la vida en distintos puntos del país.

En el último mes Vladimir Putin concentró sus fuerzas en atacar objetivos de infraestructura civil, sobre todo energética, para hacerles pasar a los ucranianos el peor invierno de sus vidas. Lo está logrando, o al menos eso advierten los principales funcionarios locales.

“El peor escenario es posible”, admitió el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, para luego agregar: “No me gusta hablar de eso, pero tengo que estar preparado por si no tenemos electricidad, un apagón, sin agua, sin calefacción, sin servicios y sin comunicación”. Los vecinos de las ciudades ucranianas más afectadas lo saben.

Casi medio país a oscuras

Junto con los cortes empezaron a llegar las primeras nevadas. Gran parte del país ya empieza a tener temperaturas cercanas a 0 -o bajo cero-, lo que genera la necesidad de calefacción y, por consiguiente, de mayor consumo eléctrico. Pero la electricidad escasea.

“Esperamos el peor invierno”: el drama de los ucranianos ante los ataques de Rusia al sistema eléctrico

El último viernes el director general del operador de energía eléctrica de Ucrania, Ukrenergo, había detallado que más del 40% del país se había quedado sin suministro a causa de la lluvia de misiles que Rusia lanzó contra distintos puntos del país la semana pasada. El fin de semana Zelenski admitió que la situación mejoró, pero levemente.

Las autoridades anunciaron una serie de medidas para paliar la grave situación energética actual:

  • Hay cortes programados de energía en por lo menos 15 regiones del país.
  • Gran parte de los hospitales cuenta con generadores propios, lo que les permite seguir funcionando con normalidad.
  • En las grandes ciudades como Kiev instalaron centros de asistencia con calefacción, comida caliente y baterías para cargar equipos.
  • Les pidieron a todos los socios europeos que les envíen generadores que se complementarán con las grandes reservas de diésel que tiene Ucrania.

Riesgosos trabajos de reparación

En el mientras tanto, los trabajos de reparación de las centrales eléctricas dañadas ya comenzaron. Pero claro está, no son sencillos. El riesgo de un nuevo ataque sobre los mismos puntos está latente y los escombros complican el proceso de reconstrucción que llevan adelante los trabajadores.

Muchos de los que viven en edificios altos empezaron a abandonar sus departamentos por temor a los ataques. (Foto: AP)
Muchos de los que viven en edificios altos empezaron a abandonar sus departamentos por temor a los ataques. (Foto: AP)

“Toma una cantidad de tiempo que muchas veces es superior a la estipulada porque no sólo hay que remover los escombros para evaluar el daño, sino que también hay que hacer un trabajo de desminado”, le explicó a TN la analista Alina Rohach, que actualmente es una de las que sufre la falta de electricidad y sus comunicaciones se hicieron más difíciles.

Rohach detalló que los principales daños que provocaron los misiles rusos son “los de las subestaciones que trasladan electricidad de una región a otra”. Sobre todo las más afectadas son las del centro y norte del país. También las áreas cercanas a la frontera con Rusia en el este de Ucrania.

Tanto las autoridades como los analistas saben y esperan que haya nuevos ataques de Rusia de aquí en adelante. Los apagones eléctricos no entorpecieron el avance ucraniano en el sur y este del país. Poco a poco las tropas de Kiev han ido ganando terreno de la ocupación rusa. Ante este escenario, es que Putin intenta generar pánico, depresión y desmoralizar a los ucranianos.