Espionaje ilegal: allanaron a Susana Martinengo, ex funcionaria cercana a Macri

0
42

Susana Martinengo

Susana Martinengo, ex coordinadora de Documentación Presidencial en la Casa de Gobierno

La Justicia sospecha que Susana Martinengo recibía los informes con los resultados del espionaje ilegal realizado por la AFI durante la gestión de Mauricio Macri.

El juez Federico Villena ordenó el allanamiento del domicilio de la ex secretaria de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, sospechada de recibir informes de inteligencia ilegales de manos de ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Mauricio Macri.

El procedimiento fue realizado el domingo para secuestrar “agendas telefónicas, teléfonos celulares y/o dispositivos electrónicos (computadoras, pendrives, notebooks etc.), dinero, divisas, documentación contable, anotaciones, como así también de todo otro elemento relacionado con la investigación y aquellos elementos que pudieran ser indiciarios de actividades de inteligencia”, según reza la orden de allanamiento.

El allanamiento fue encabezado por la Unidad Operacional Control del Narcotráfico y el Delito Complejo del Este de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y se realizó en el domicilio de la ex funcionaria en la localidad bonaerense de Villa Ballester, según confirmaron fuentes judiciales.

De acuerdo con el expediente, en uno de los teléfonos secuestrados al ex agente de la AFI Leandro Araque se encontraron conversaciones y copias de chats que habrían mantenido Martinengo o “Susana”, como figuraba en los chats, con agentes de la AFI y con integrantes de grupos investigados en las maniobras de espionaje ilegal. Se sospecha que la ex funcionaria recibía los informes de manos de los ex agentes y luego se los entregaba a Darío Nieto, el ex secretario de Macri que quedó bajo la lupa en las últimas horas.

“Las conversaciones mantenidas entre los integrantes del grupo investigado dan cuenta de distintas maniobras, como ser la de compra venta de billetes de antigua denominación de nuestro país, para luego revenderlos, como así también, en otra conversación, el investigado Araque mantiene comunicación con un sujeto que se encontraba agendado en dicho aparato celular como ‘Humberto Min. Seg.’ y le informa a este que llamaba ‘De parte de Susana Martinengo’ y que ‘trabajaba para ella’ teniendo unos ‘temitas que charlar’”, según surge de la orden.

“Dada la seriedad de los nuevos hechos bajo pesquisa, teniendo en consideración el conocimiento que poseerían los investigados de la existencia de la presente investigación y por consiguiente, otras personas involucradas”, se produjo la medida.

La orden fue dispuesta por Villena para “evitar la dispersión de la prueba y lograr el secuestro de elementos de interés para la pesquisa”.