“Está respaldando a un abusador sexual”

0
57

Melody Rakauskas, la exsecretaria privada del intendente de La Matanza habló por sobre los hechos que denunció y cuestionó que intentan “desmentirla y estigmatizarla”.

Tras el procesamiento del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, por abuso sexual, su denunciante y exsecretaria privada, Melody Rakauskas advirtió: “Tengo miedo de que me maten”.

En diálogo con LN+, la mujer contó detalles del hecho y también criticó la postura del gobernado de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien se mostró junto a cuestionado intendente un día después de ser procesado: “¿Qué clase de ejemplo le da a la sociedad?”.

“Hay cámaras. Están las antenas telefónicas que constató la jueza en el radar de mi domicilio. Dijo que estuvo en la casa de mi expareja, que vivía a la vuelta, pero en las cámaras se puede comprobar que estuvo en las cenas”, señaló Rakauskas sobre Espinoza, quien detalló que lo grababa “por miedo”.

“Lo grababa por el miedo que tenía desde el momento en que mi pareja me dijo que me iban a entrevistar para el puesto de secretaria. También tenía la presión de parte de él para que aceptara las cenas. Me decía que Espinoza tenía que venir a mi casa, que solía hacerlo y que no me iba a hacer nada. Siempre estaba apoyando lo que hacía Espinoza. Me sentía en medio de dos personas con poder”, detalló en referencia a su entonces pareja y amigo de Espinoza, Gustavo Cilia.

Según la mujer, su expareja fue quien la “entregó”. “Me cuesta mucho decirlo. Me cuesta horrores, pero me parece que me entrega. No puedo afirmarlo, pero creo que queda muy obvio”, afirmó.

Respecto de la causa y la política, Rakauskas fue contundente y habló de “estigamatización”.

“Trataron de estigmatizarme, trataron de desmentir mis hechos, aludiendo de que hablando de cosas de mí, que está muy lejos de la realidad que me ensuciaron, me ensuciaron mi imagen injustamente, todo para tratar de justificar por todos los medios que lo que hizo Fernando Espinoza había estado bien”, señaló y agregó: “Se trató de estigmatizarme para justificar un abuso sexual. Eso es gravísimo”.

En referencia al momento en que fue a la Justicia para contar lo sucedido, contó: “Yo decidí hacer un cambio ese día y dije ‘no me importa que tenga que denunciar a un poderoso, no me importa que me maten’, porque obviamente tengo miedo a que me maten. Tuve que soportar de que me dijeran que tenía los días contados, si denunciaba o si me portaba mal o no me portaba de la manera que ellos querían”.

“Me querían hacer firmar un documento”, indicó sobre las presiones para que desista.

Fue entonces que puntó duro contra el gobernador Axel Kicillof por haber salido públicamente junto a Espinoza tras el procesamiento. “Lo primero que sentí es asco. Es un gobernador. ¿Qué clase de ejemplo le está dando a la sociedad? Yo no hablo de ningún partido político, estoy hablando de una entidad, un funcionario público que está respaldando a un abusador sexual. No importa cuántas veces haya cometido un delito, si fue una sola noche, si fue 15 minutos, diez minutos, lo cometió y punto. No se discute”.