Esteban piensa más en cierre de actividades que enfocarse en la inmunización.

0
699

Salta es la provincia con menos población con la tercera dosis.

El ministro Esteban piensa más en cierres de actividades que enfocarse en la inmunización.

En Salta los eventos masivos de más de mil personas están suspendidos hasta mañana. Entre varios intendentes que tienen previstos festivales para febrero hay preocupación por la medida que tomará el Comité Operativo de Emergencia (COE), que se reuniría en las próximas horas. Mientras en Salta hay una restricción, en el resto del país se ven masivas fiestas populares que incluso se transmiten por la Televisión Pública, tal es el caso de Jesús María o el Festival del Chamamé, que terminó este fin de semana. El ministro de Salud y titular del COE, Juan José Esteban, está en el ojo de la tormenta. En vez de lograr que más personas se vacunen, piensa en limitaciones y prohibiciones. La pandemia avanza, pero al parecer él no cambió el chip. No es un dato menor que Salta sea la jurisdicción con menor porcentaje de población con la tercera dosis contra el coronavirus. Según datos del Monitor de Vacunación, en Salta solo el 13,1% recibió la dosis adicional o refuerzo. La mejor posicionada es Formosa, con 51,7%. Córdoba, donde hubo una suspensión temporaria de eventos masivos en los primeros días de enero, tiene un 22,3% de población con la tercera dosis.

Al analizar el esquema completo, que se exige como pase sanitario a mayores de 13 años, Salta está entre las peores provincias. Se alcanzó al 60,2% de la población y solo se superó a Misiones (53,2%) y a Chaco (60%). En la región, Jujuy tiene 67,3%; Tucumán, 73,5%; Catamarca, 82,8%; y Santiago del Estero, 86,6%. A nivel nacional, a la cabeza está la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con 87,2%. Diferentes fuentes hacen notar que Esteban tira la pelota para otro lado y no se hace cargo de la ineficiencia en la campaña de inmunización. Se concentra en cierres o restricciones, mientras va muy lenta la vacunación. Son datos objetivos.

El martes el ministro de Salud, en una nota con FM Capital, admitió que no «se está pidiendo el pase sanitario». Inmediatamente apuntó por la «falta de control» a la Municipalidad y al Ministerio de Seguridad. Dijo incluso que le gustaría «ver un local cerrado por falta de control del pase sanitario, pero no lo estoy viendo». Ahí queda en evidencia su impronta. La cuestión de fondo en verdad debe ser que la gente se vacune y que los empresarios puedan desarrollar su actividad tras dos años de agonía. El titular de la cartera sanitaria dijo que las decisiones sobre las restricciones en la provincia no dependen solamente de él, ya que si hubiera sido así no se hubieran habilitado las fiestas de fin de año.

La tercera ola de coronavirus tuvo en lo que va de este año 41.394 contagios, pero la tasa de internados y de mortalidad sigue baja. El resultado sería mejor si Esteban mostrara una mejor gestión en lo que tiene que hacer: vacunar.

Medidas que atentan contra el turismo 

Para febrero está prevista la Serenata a Cafayate y el carnaval. 

Se viene la Serenata a Cafayate, luego los carnavales y en el medio varios festivales en diferentes localidades de la provincia. De los espectáculos viven un montón de artistas que no tuvieron ingresos en el 2020 por las restricciones. Los eventos de este nivel mueven la economía de los municipios y en muchos casos los ingresos representan un salvavidas para sus arcas. 

Por lo bajo, artistas lamentan que Salta, un emblema de la cultura, haya suspendido sus festivales. ¿Lo harán para la Serenata? Dicen con preocupación ¿No habrá carnaval?

Las medidas restrictivas impulsadas por el ministro de Salud, Juan Esteban, también desalientan al turismo. 

Salta tenía preparado un calendario y los empresarios del sector ven como un gancho las actividades masivas, que se pueden hacer como en otras provincias con un protocolo acorde. Ahora esperan que esa medias cambien, porque sino solo los festivales y eventos masivos se verán solo por TV.