EVANGELIO DEL DÍA

0
47

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Juan 6,35-40

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed; pero, como os he dicho, me habéis visto y no creéis. Todo lo que me da el Padre vendrá a mí, y al que venga a mí no lo echaré afuera, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado. Ésta es la voluntad del que me ha enviado: que no pierda nada de lo que me dio, sino que lo resucite en el último día. Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.»

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Jn 6, 35-40:

🌿Tú eres el Pan

1) Pan de vida:

La vida tiene esos momentos que te llevan a sentirte necesitado, con carencias y hasta débil. Aquí aparece la búsqueda del saciarnos, porque el sentirte vacío es algo que te pasa y me pasa. El sentir necesidad también es algo que te pasa y me pasa. El tema es con qué uno se sacia… Porque la propuesta de Jesús hoy es saciarnos de Él y no de la pornografia o de relaciones tóxicas o de cosase materiales. La propuesta es buscar saciarse con algo que sea para toda la vida. Yo asumo que busqué saciar mis vacíos con cosas que no eran Dios y no eran de Dios, pero después comprobé que estaba nuevamente necesitado y vacío. Por eso hoy te recomiendo busca a Jesús y Jesús llenará tu corazón.

2) No lo rechazaré:

Jesús nunca rechaza un corazón arrepentido. Los que estamos en la Iglesia puede que rechacemos, y hasta excomulguemos, pero Jesús nunca, porque hasta en la cruz dio oportunidades. No tengas miedo ni te sientas indigno, más bien sentite amado y buscado, porque Jesús nunca te deja de lado, sino que te anda buscando.

3) Resucite:

Hoy Jesús te vuelve a buscar para que tengas vida. Deja de seguir buscando en cosas que ya están muertas y deja de detenerte en la roca que no te deja ver la vida. Deja de perder el tiempo en tu vida de seguir teniendo cosas que ya están muertas y que lo único que hacen es que tu vida se convierta en un cementerio. Porque vos traes a tu mente y a tu día cosas que ya están muertas, personas que te lastimaron y ya te alejaste, pero lo seguís trayendo a conversación. Personas que te hicieron daños y te endeudaron, pero las seguís trayendo a tu mente. Relaciones con personas que te usaron y las seguís trayendo. ¡Ya está! Resucita. Algo bueno está por venir.