domingo, julio 21

EVANGELIO DEL DÍA

0
49

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Lunes 24 de junio de 2024

Lucas 1, 57-66. 80

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y se alegraban con ella.
A los ocho días vinieron a circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre intervino diciendo:
«¡No! Se va a llamar Juan».
Y le dijeron:
«Ninguno de tus parientes se llama así».
Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre» Y todos se quedaron maravillados.
Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios.
Los vecinos quedaron sobrecogidos, y se comentaban todos estos hechos por toda la montaña de Judea. Y todos los que los oían reflexionaban diciendo:
«Pues ¿qué será este niño?».
Porque la mano del Señor estaba con él.
El niño crecía y se fortalecía en el espíritu, y vivía en lugares desiertos hasta los días de su manifestación a Israel.

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Lc 1, 57-66. 80:

💫¿Qué será de este niño?

1) Isabel:

Es dura la historia de Isabel, ya que es considerada como maldecida. No tuvo hijos y para muchos judíos esto es considerado una desgracia. Además la vergüenza que la atrapa por la mirada de tantos que la rodean, la juzgan y la miran. Le sacan hasta radiografía con la mirada. Cuántas veces te habrá pasado o te pasa que te toma el miedo y la vergüenza porque sentís que has fracasado o que no salieron las cosas como te las imaginaste. Isabel, ya entrada en años, queda embarazada porque para Dios no hay nada imposible. Hoy te lo recuerdo “para Dios no hay nada imposible”. Decítelo varias veces en el día. Así que a pechuguearla y seguir, porque nada está perdido. Siempre se puede. Se puede salir, se puede seguir adelante, porque recordá que Dios puede hacer grandes cosas.

2) Zacarías:

La figura de un hombre metido en lo religioso, sacerdote, pero que duda en su fe. Duda de Dios y de su obra. No entiende el plan de Dios. Cuántos hay que son religiosos, que van a misa todos los días, que rezan todos los días, pero que las dudas y los miedos los toman y los hacen padecer en el día a día. Pero Dios varias veces los deja mudos. Cuántos Zacarías hay alrededor tuyo que vieron tantas obras de Dios, tantos milagros, pero sin embargo dudan.

3) Juan Bautista:

Aquí vemos con esta historia que para el que tiene fe no es todo 2+2=4. Aquí no hay fórmulas, no hay lógica. Aquí es vivir el día a día y comprender que Dios sigue obrando con grandeza en tu vida y que hace de vos un instrumento, para que aquel que te conozca, pueda por medio tuyo alabar a Dios. Qué lindo cuando la gente te conoce y puede ver que Dios existe. Algo bueno está por venir.