miércoles, septiembre 30

EVANGELIO DEL DÍA

0
134

🍃🌸EVANGELIO DEL DÍA🌸🍃

Mateo (8,5-17):

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: «Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho.»
Jesús le contestó: «Voy yo a curarlo.»
Pero el centurión le replicó: «Señor, quién soy yo para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: «Ve», y va; al otro: «Ven», y viene; a mi criado: «Haz esto», y lo hace.»
Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: «Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; en cambio, a los ciudadanos del reino los echarán fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.»
Y al centurión le dijo: «Vuelve a casa, que se cumpla lo que has creído.» Y en aquel momento se puso bueno el criado.
Al llegar Jesús a casa de Pedro, encontró a la suegra en cama con fiebre; la cogió de la mano, y se le pasó la fiebre; se levantó y se puso a servirles. Al anochecer, le llevaron muchos endemoniados; él, con su palabra, expulsó los espíritus y curó a todos los enfermos. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «Él tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades.»

MEDITACION DEL EVANGELIO 🌸🍃

*Mt. 8, 5-17: *

*🍃Sanarme. *

*1) Centurión: *

Es un hombre que ruega por alguien. No va a pedir por él, sino más bien pide por su sirviente. Es esto lo que estamos apuntalados: a tener un corazón generoso en donde te des cuenta de que no todo el mundo gira alrededor tuyo. Hay veces que te centras tanto en vos que aprisionas a los que te rodean. Fíjate si hoy, a los que están alrededor tuyo, no los dejas que sean.

*2) La suegra: *

Es una mujer que estaba perdida y con malestar. Es Jesús quien va. Hoy tenemos que pensar en la gente que nos necesita y no vamos. Hoy vos sabes que hay gente que te necesita a vos, pero ¿por qué estás esperando que venga? Anda vos. Salí de tu cascarón y anímate a ir a ver a esa persona que te necesita. Y si me decís que nadie te necesita, entonces te pediré que saques un poco tus ojos del espejo en el que te miras todo el tiempo.

*3) Enfermos: *

Hoy muchos están golpeados y enfermos, pero no por el coronavirus sino por los miedos y las tensiones. Le pedimos a María que nos consuele y fortalezca para seguir.