EVANGELIO DEL DÍA*

0
211

EVANGELIO DEL DÍA*

💫

*Mateo (3,13-17):*
En aquel tiempo, vino Jesús desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole:«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?».Jesús le contestó:«Déjalo ahora. Conviene que así cumplamos toda justicia».Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrieron los cielos y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él.Y vino una voz de los cielos que decía:«Este es mi Hijo amado, en quien me complazco».
*Palabra del Señor*[12/1 08:27] Maria concepcion: *

💫

MEDITACION DEL EVANGELIO *
*Mt. 3, 13-17: *
*El Bautismo.*


*1) Las fiestas: *
Hace unos días celebramos Navidad y hoy cierra el tiempo de Navidad con otra fiesta «el bautismo del Señor». Ambas fiestas,!en cuanto tiempo, son distantes pero desde la teologia marcan algo seguido: «el nacer». Iniciamos la Navidad con el nacimiento de Cristo y hoy cerramos la Navidad con el nacimiento a la vida eterna, a la vida sobrenatural. Navidad es que nace lo divino en esta tierra y bautismo que que nace un terrestre a las cosas divinas. 


*2) Sumergir: *
El que vos seas bautizado implica algo más que pertenecer a la Iglesia Católica. Es algo más que pertenecer a una asociación o sociedad u ONG; bautizarse significa que vos tenés una visión a lo trascendente en tu vida, que aqui en la tierra tenés un camino, una misión y un estilo de vida. Que tu mirada está con los pies en la tierra y con los ojos en el cielo, que vos podés algo más porque tenés la fuerza del Espiritu Santo y que, a pesar de los golpes y luchas de esta vida, podés tender a más porque se te promete la vida eterna. 


*3) Sos Hijo de Dios: *
Este es el mayor regalo. Tu relación con Dios. Valora tu bautismo, recordá que este Sacramento marcó un sello en tu alma. Que hay un Ángel custodio que te cuida y un santo patrono que (bajo tu nombre) te acompaña y proteje y es tu ejemplo para llegar a Dios, por eso se pregunta tu nombre antes de bautizarte, para que ese santo que tiene tu nombre sea tu protector, como el mío que es San Luis Gonzaga, ya que me llamo Luis. Cuida tu vida sobrenatural para no quesarte solo con lo natural de esta vida.