EVANGELIO DEL DIA

0
124

EVANGELIO DEL DIA🌸🍃

Mateo (13,1-23):

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla.
Les habló mucho rato en parábolas: «Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga.»

Palabra del Señor
🍃🌸MEDITACION DEL EVANGELIO🌸🍃

*Mt. 13,1-23: *

🍃Cuando sale el sol, se pierde.

  1. La semilla:

Es eso bueno que hay en tu corazón. Todos tenemos algo bueno, algo que nos ilumina y que nos permite iluminar, pero en el transcurso de la vida podemos destruir esa semilla y así no damos fruto. Podés hacerte una persona dura, una persona tosca, que no te entra nada, pero encima sos muy duro. Nadie puede descansar en vos, porque siempre estás a la defensiva y sos tan duro que solamente quien se acerque a vos sabe que recibirá un golpe. También puedes llegar a ser una persona poco profunda, porque sos tan activista que nunca tenés tiempo para vos, y cuando sale algún problema en tu vida te termina quemando, se te cae todo, como con esa enfermedad que te apareció y, al fin, te hiciste un protestante de la vida. También podés ser hiriente como una espina, una persona negativa, porque te alejaste de Dios y no tienes tiempo ni para vos ni para Dios. Sos fino pero hiriente como una buena espina.

  1. Abrí lo bueno que hay en tu corazón. No seas duro. No te separes de este camino. La gente te necesita. Vos podés hacer algo bueno en este mundo. Ya deja de vivir del pasado y de mirar tus fracasos. Mira lo bueno que podés hacer hoy. Hoy tenés que hacer algo bueno.
  2. Vos ves: Hoy tenés la posibilidad de ver muchas cosas, de ver la grandeza de Dios en tu vida. Míralo en tu hijo, en tu hija, en tu esposo, en tu esposa… Mirá, mirá. No dejes de crecer, de descubrir. No podés hacerte el tonto. Mira con el corazón y mira lo lindo que el otro puede darte, ya deja de mirar los dolores que el otro te da. Mirá y viví para dar frutos.