EVANGELIO DEL DÍA

0
231

EVANGELIO DEL DÍA🌷🍃

Evangelio de hoy
Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,43b-45):

En aquel tiempo, entre la admiración general por lo que hacia, Jesús dijo a sus discípulos: «Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres.»
Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no cogían el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.


Lc. 9,43b-45: Todo se entiende a su debido tiempo.

1) Admiración: nosotros vivimos nuestra religión sabiendo que nos unimos a Jesús y que es hermoso seguirlo. Conocer a Jesús es lo más hermoso que te puede pasar en la vida. Pero es ello lo que te lleva a enamorarte de la vida y de aquello que hay a tu alrededor. Es allí donde la admiración entra en acción.

2) Fanatismo: es aquí donde tenemos que tener cuidado. Cuando un cristiano cae en un fanatismo hace mal a la Iglesia y se hace mal a sí. El fanatismo hace que una persona no se ponga límites. Incluso puede caer en un «misticismo» en donde le hace decir cosas a Dios o a la Virgen que no lo son. En esto cuidado, ya lo decía el Papa cuando hablaba de personas que más se dedicaban a leer las revelaciones o visiones que la Palabra de Dios.

3) Complemento: el descubrir a Jesús nos ayuda a adentrarnos. Las visiones para ver que están encaminadas como las revelaciones en sí, nos llevan a buscar más a Jesús, hasta cambiar de actitud. Como lo muestra la Virgen de Fátima o de Lourdes, nos adentra en el misterio de Jesús que nos ilumina en su Palabra, como así también en la Eucaristía. Nosotros somos complemento cuando nos unimos como hermanos en un mismo pan, partido y compartido. No somos fanáticos, somos enamorados.

Somos caminantes de la vida que quieren ser felices descubriendo a la Vida.