miércoles, noviembre 25

EVANGELIO DEL DÍA

0
95

EVANGELIO DEL DÍA🌷🍃

Lucas (6,12-19):

En aquel tiempo, subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Palabra del Señor
🍃🌷MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌷

Lc. 6, 12-19:

🍃🌷Dios te llama.

1) Orar:

En Lucas siempre vemos que ante la toma importante de una decisión que está por tomar Jesús, se retira antes a orar. Antes de elegir a los apóstoles Jesús ora. Habla con su Padre Dios para expresar esto que está por decidir en su vida y hacia su vida. Creo que es un testimonio para vos y para mí que somos medio revoltosos. Antes de tomar una decisión ora, habla con Dios lo que estás por hacer y las decisiones que vas a tomar. Hacé un alto en el camino y aprende a decidir con Dios.

2) Los eligió:

Es Jesús quien elige, pero recordá que Dios no llama a los capacitados, sino que capacita a los llamados. Él te elige porque se le da la regalada gana… no tengas miedo de decirle sí. El cristianismo viene desde ese encuentro con Jesús. Es allí donde te sentís llamado y pleno. La vida cristiana es una opción de vida y es vivir como Cristo. No te preocupes que Dios te da su gracia para que puedas seguirlo como Él quiere que lo sigas.

3) Les puso nombre:

Cuando Jesús te llama te da una identidad, no te deja solo. Te recuerda que sos alguien y que vales muchísimo. No tengas miedo de seguirlo porque te da esa fuerza para llevar adelante la misión que Él mismo te encomienda. Hoy vos sos parte de su amor y te da la identidad de ser hijo de Dios en el Hijo. Ánimo que fuiste llamado a ser de Dios. Él te pensó y, por sobre todo, vos sos un sueño de Dios.