EVANGELIO DEL DÍA

0
78

EVANGELIO DEL DÍA🌷🍃

Lucas (14,1-6):

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando.
Jesús se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y, dirigiéndose a los letrados y fariseos, preguntó: «¿Es lícito curar los sábados, o no?»
Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió.
Y a ellos les dijo: «Si a uno de vosotros se le cae al pozo el burro o el buey, ¿no lo saca en seguida, aunque sea sábado?»
Y se quedaron sin respuesta.

Palabra del Señor
🍃🌷MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌷

Lc. 14, 1-6:

🍃🌷Sanados por Dios.

1) Lo observaban:

Así como lo miran a Jesús para buscarle el punto débil también debo ser honesto y decirte que al rededor tuyo te encontrarás o habrá gente que buscará tu punto débil. Recordá que en esta vida tendrás que encontrarte con personas que buscarán complicarte, por eso es importante que recuerdes siempre quién eres y hacia dónde quieres llegar con tu vida. El problema es cuando uno se sale del carril y no sabe para dónde ir. Ese es el problema. Es allí donde los que te observan actúan.

2) Hidropesía:

Es una enfermedad. Es lo que hoy conocemos como retención de líquidos. Con el tiempo se va complicando porque inflama y luego te hace subir la presión hasta que afecta el corazón. Así actúan las amarguras de la vida que vas acumulando y no dejas que se vayan. Es cuando acumulas broncas, enojos y actitudes vengativas. Van quedando en tu corazón y en tu vida. Te terminan deformando la vida y luego te hacen enojar y amargar por todo, hasta que llega a colapsar a tu corazón. No dejes que esta enfermedad espiritual actúe en vos.

3) Sanar:

Jesús nos muestra que lo importante siempre es la persona. Más allá de todo lo material y todo lo ritualístico, aparece la persona. Nunca dejes de centrar tu vida en ello. No te deshumanices y recordá que de las mil almas nos importan las mil. Ánimo, que Dios te eligió para sanar.