viernes, noviembre 27

EVANGELIO DEL DÍA

0
78

EVANGELIO DEL DÍA🌷🍃

Lucas (20,27-40):

En aquel tiempo, se acercaron algunos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, y preguntaron a Jesús:
«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y dé descendencia a su hermano». Pues bien, había siete hermanos; el primero se casó y murió sin hijos. El segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron todos sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron como mujer».
Jesús les dijo:
«En este mundo los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Pues ya no pueden morir, ya que son como ángeles; y son hijos de Dios, porque son hijos de la resurrección.
Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos».
Intervinieron unos escribas:
«Bien dicho, Maestro».
Y ya no se atrevían a hacerle más preguntas.
: 🍃🌷MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌷

Lc. 20, 27-40:

🍃🌷La eternidad.

1) Resucitar:

Nuestra fe cristiana se centra en ello, en que vamos a resucitar. Creemos que la muerte es el paso a la vida eterna. El camino hacia la eternidad lo iniciamos desde aquí. Es por ello que nuestra esperanza es saber que todo no termina aquí y que, más allá de lo que te pase en este mundo, hay algo bueno que va a venir a tu vida, siempre y cuando vos luches por ello y quieras.

2) La mujer:

Nos recuerda que, para nosotros cristianos, la mujer no es una cosa. Tiene dignidad y tiene sentimientos. Pero voy más allá: el hombre y la mujer no se pueden cosificar (tratarse como una cosa) entre ellos o el uno al otro. El límite de toda relación es la dignidad. Vos tenés dignidad y sos importante. Por favor, en la vida matrimonial no se usen. Son dos personas felices que se unen, no es tu felicidad a costa del otro sino junto al otro. Sé claro con la persona que camina con tu vida y junto a tu vida. Se merece tener paz y para tenerla debes mostrarle la verdad.

3) Sobrenatural:

Esto implica que debes llevar una vida espiritual y saber que es importante una relación con Dios, que no debe reducirse tan solo a cumplir normas o simplemente a ir a cosas ritualísticas. Tenés que recordar que espiritualidad es alimentar tu espíritu. Vos, ¿cómo lo haces? ¿Cómo te relacionas con Dios? ¿Cuál es tu técnica?