sábado, julio 20

EVANGELIO DEL DÍA

0
359

EVANGELIO DEL DÍA💙🌿

Juan (1,35-42):

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Éste es el Cordero de Dios.»
Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?»
Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?»
Él les dijo: «Venid y lo veréis.»
Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).»
Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).»

Palabra del Señor
🌿💙MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 💙🌿

Jn. 1, 35-42:

🌿💙Piedra.

1) El Cordero:

En la tradición judaica, el cordero representaba el sacrificio para el perdón de los pecados. Por eso, se llevaba al sacerdote judío un cordero para que este sea sacrificado en el altar por el sacerdote y así sean perdonados los pecados. Hoy, nosotros los católicos no llevamos corderos a la Iglesia porque Cristo en la Cruz, en ese gran sacrifico, perdonó nuestros pecados. Es por ello que hoy la Iglesia te vuelve a señalar quién es el Cordero para que lo sigas y para que recuerdes que vino a perdonar y a amar.

2) La pregunta:

Creo que es la pregunta que marca la existencia. ¿Qué buscan? Hoy Jesús te pregunta a vos: ¿qué buscas? Hoy qué estás buscando en tu vida y para tu vida. No podés seguir en la vida mendigando. ¿Hoy estás buscando tu felicidad? ¿Tu paz? ¿Hacia dónde está yendo tu vida? Volvé a encontrar ese camino que te lleve a la felicidad. El momento que lo encuentres a eso que le da sentido a tu vida y cuando encuentres lo que buscas, no te lo olvidas nunca, como el apóstol que se acordaba hasta la hora exacta. Plantéate hoy lo que buscas para saber lo que encontrás.

3) La piedra:

Jesús se encuentra con Cefas. Es un encuentro que marcará la vida de Pedro para siempre. Le hace un giro en su vida y le deja a Jesús que le haga un giro. Hoy Dios también quiere cambiarte, hacer de vos una piedra, que puedas actuar con firmeza ante Dios y saber que vos podés ser una piedra para los demás, para que se puedan apoyar en vos, construir desde vos y confiar con vos. La Iglesia necesita de piedras para construir, no para pinchar llantas o para provocar tropiezos.
Hoy, ¿qué tipo de piedra querés ser vos?