EVANGELIO DEL DÍA

0
141

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo (6,7-15):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que lo pidáis. Vosotros rezad así: «Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno.» Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.»

Palabra del Señor
🌾MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌾

Mt. 6, 7-15:

🌾Ora porque tu Padre todo lo ve.
1. Oración:

Y cómo Jesús se adentra en la oración. Es hablar con Dios en tu intimidad y desde tu intimidad. La grandeza de ello es saber que Dios ya sabe todo de vos, pero es bueno que hables con Él y le cuentes tus cosas a tu manera.
2. Palabrería:

No caigas en eso de hablar mucho y de hacerte medio estructurado. Al final terminas siendo un robot o un devocionario con patas. Tu oración debe ser desde el corazón mostrándote con tu nada y sabiéndote que estás ahí, frente al Todopoderoso. Las palabras se van, pero la mirada queda, es como esos enamorados que no se dicen nada, pero con la mirada ya lo saben todo.
3. Padre:

Jesús te invita a una familiaridad con Dios, una mirada trascendental, cercana, que no pierda esa relación con vos. Para encontrarte con Dios no tienes que ir a la NASA, sino tienes que ir a tu corazón. Pedí a Dios en el Padre Nuestro todo lo que tu corazón necesita, incluso no caer en la tentación.