EVANGELIO DEL DÍA

0
100

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Lucas (12,39-48):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.»
Pedro le preguntó: «Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?»
El Señor le respondió: «¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas? Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes. Pero si el empleado piensa: «Mi amo tarda en llegar», y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles. El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos. Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.»

Palabra del Señor
🌾MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 🌾

Lucas 12, 39-48:

🌾Ser leales.

1) El tiempo:

El tiempo es lo más valioso que tenemos, pero es aquello que se nos va, es lo que siempre quiso, pero nunca pudo controlar el hombre. Ponete a ver que hasta compramos maquillaje para que no se noten las arrugas, porque el tiempo marca. Hasta te descontás años o no querés decir tu edad, porque el tiempo marca. Sin embargo, es el tiempo lo que te permite adquirir conocimiento y experiencia, dos riquezas únicas que son clave para tu vida y para el vivir futuro; aunque es verdad que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra.

2) Menos pensada:

La segunda venida de Jesús nadie la sabe, sabemos que la «hermana muerte» en algún momento nos tocará las puertas de la vida y vendrá a llevarnos para hacer ese paso, de la vida a la Vida. Es por ello que cada día lo tenés que vivir como si fuera el único, el último y como el primer día. No te ahogues en un vaso de agua, recordá que la vida es más que aquello que hoy te toca enfrentar. Que no te atormente un viento cuando hay otros que enfrentan huracanes en la vida. Viví y luchá sin quejarte, como lo hizo la Madre Teresa. Enfrenta la vida y patea para adelante como lo hacen tantos y tantos que hasta tienen una enfermedad terminal que ni te das cuenta, por ese entusiasmo de vivir que tienen. Deja de dar vueltas en ese problema o en esa persona que te da espinas, porque la vida sigue y el tiempo pasa.

3) Trabajar:

Hacé lo tuyo y trabaja por tu vida y no pierdas el tiempo en cosas que no aportan a tu vivir. Labura por aquellas cosas que dan fruto en vos y en los que te rodean. Viví y laburá por esas cosas que te hacen bien y que te ilusionan, que te hacen pleno. No pierdas el tiempo en cosas que sabes que no terminarán en nada, sete sincero y deja de gastar pólvora en chimangos.