miércoles, septiembre 28

*EVANGELIO DEL DÍA*

0
292

*EVANGELIO DEL DÍA*

💫

Lectura del santo evangelio según san Juan (7,40-53):


EN aquel tiempo, algunos de entre la gente, que habían oído los discursos de Jesús, decían:«Este es de verdad el profeta».Otros decían:«Este es el Mesías».Pero otros decían:«¿Es que de Galilea va a venir el Mesías? ¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá del linaje de David, y de Belén, el pueblo de David?».Y así surgió entre la gente una discordia por su causa.Algunos querían prenderlo, pero nadie le puso la mano encima.Los guardias del templo acudieron a los sumos sacerdotes y fariseos, y estos les dijeron:«¿Por qué no lo habéis traído?».Los guardias respondieron:«Jamás ha hablado nadie como ese hombre».Los fariseos les replicaron:«También vosotros os habéis dejado embaucar? ¿Hay algún jefe o fariseo que haya creído en él? Esa gente que no entiende de la ley son unos malditos».Nicodemo, el que había ido en otro tiempo a visitarlo y que era fariseo, les dijo:«¿Acaso nuestra ley permite juzgar a nadie sin escucharlo primero y averiguar lo que ha hecho?».Ellos le replicaron:«¿También tú eres galileo? Estudia y verás que de Galilea no salen profetas».Y se volvieron cada uno a su casa.

Jn 7, 40-53: Profetas de esperanza.


1) Fariseísmo: es cuando te crees que te las sabes todas. Como que tenés el manual de la vida, ese manual que te lleva a señalar con el dedo a los otros, creyéndote superior. Este  enfoque lo tienen y lo tenemos muchos en esta vida, hasta aquellos que estamos metidos en la Iglesia. Acordate que no la sabemos a todas y no somos más personas que otras. Podemos ser mejores que otras por los valores y virtudes, pero nunca más. 


2) División: no todos estamos de acuerdo con todo. No podemos pensar todos igual, pero dentro de lo que se permita, respeta lo que el otro piensa. En esto me refiero también a algo que nos cuesta aprender dentro de la Iglesia o que debemos fortalecer, que es la unidad.  Unos, «no que los Dominicos no sirven”, otros “que los Franciscanos no me gustan porque son así o asá». Después “que está mal comulgar con la mano”, otros “que está mal de rodillas”, otros “está mal con la boca”…. y así…. Y nos seguimos dividiendo. ¡Che! ¿Cuándo vamos a dejarnos de maquillaje y de caretajes y nos unimos en serio? Hoy la humanidad nos necesita más unidos que nunca, hoy la sociedad está golpeada y para ir a consolar y sanar debemos estar unidos.


3) Anunciar: Jesús muestra una manera distinta de Dios. Lo muestra como su Padre, cercano, simple y sencillo. hoy vos y yo debemos mostrar a un Dios cercano y que está al lado caminando con nosotros. Hoy pidamos ser unidos y compasivos, porque el mundo estuvo mucho tiempo dividido y destructivo.