EVANGELIO DEL DÍA*

0
93

EVANGELIO DEL DÍA*

💫

Lectura del santo evangelio según san Juan (8,31-42):


EN aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en él:«Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres».Le replicaron:«Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”?».Jesús les contestó:«En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque mi palabra no cala en vosotros. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre».Ellos replicaron:«Nuestro padre es Abrahán».Jesús les dijo:«Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios; y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre».Le replicaron:«Nosotros no somos hijos de prostitución; tenemos un solo padre: Dios».Jesús les contestó:«Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y he venido. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió».
Palabra del Señor

Jn 8, 31-42: Vivir en la realidad.

1) Verdad: es algo que vos y yo estamos llamados a vivir, pero hay veces que vivimos en la mentira. Cuando caemos en ese vivir en la mentira y hasta nosotros mismos mentirnos, es por no aceptar el dolor o por el simple hecho de no aceptar la realidad. Hoy Jesús te muestra que hasta en el momento más duro vive en la verdad y no se engaña. Lo acepta y es consciente de lo que hace. Pero si vos en esta etapa de tu vida no aceptas tu vivir y tu modo de vivir las cosas te genera mentira y por ende no estás en la realidad, crudamente te diré que una consecuencia de ello es la victimización. Jesús no se victimizó, no pateó la pelota para el costado, se hizo cargo de su vida.


2) Libertad: es algo hermoso que vemos de Jesús, que vivió en la libertad. Cuántas veces nos atamos a personas o a palabras. Esto que nos hace esclavos, incluso de ese pecado que te anda dando vueltas. Cuando no sos libre se manifesta la angustia, porque es algo que te oprime el pecho y no te deja ser vos. Hay esclavos que tienen atadas las manos y hay otros que tienen atada el alma. 


3) Caridad: la clave para ser libre y vivir en la verdad es amando, pero no amando inicialmente al otro, es amándote y valorándote vos; y es desde allí que te lleva a amar a los demás y con los demás. Dejá de dar vueltas en mentiras que lo único que hacen es acomodarte a vos. Viví en la verdad aunque al inicio llorés, porque es preferible tener momentos dolorosos pero libres, a estar en un colchón de aire pero esclavizado por otros. Dios con su amor nos entregó lo más hermoso, «la libertad».