EVANGELIO DEL DÍA

0
70

EVANGELIO DEL DÍA💫

Juan 14,21-26:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; al que me ama será amado mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él».
Le dijo Judas, no el Iscariote:
«Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?»
Respondió Jesús y le dijo:
«El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.
El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.
Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho».

Palabra del Señor
💫 MEDITACION DEL EVANGELIO💫

Jn. 14, 21-26:

💫Manifestar.

1) Recibe y cumple:

Hoy se te invita a ello. Ser cristiano es una vocación, un llamado. Es tener ese amor de Jesús en vos, que llevas con tu testimonio y forma de ser, pero siendo normal. No podemos ser «cristianos aparatos», que caen en una actitud fanaticoide y van excomulgando su vida hasta en lo mínimo: si comulgaste de rodillas, en la mano o en la boca. No podemos ser extremistas: ni un cristianismo fundamentaloide ni tampoco un cristianismo light, porque todo extremo es malo. Simplemente ser normal y con sentido común. Hoy tenemos que seguir poniendo paños de amor en esta sociedad ante tanta desilusión, tensión y contrariedad. ¡Vamos!!! La gente nos necesita. Aún hay muchos que no conocen a Jesús.

2) No al mundo:

No estamos llamados a buscar cantidad, sino calidad. Porque los cristianos debemos recordar que tenemos un llamado. No te olvides porfa de eso. Es un llamado personal el cristianismo. Es Dios que te llama a vos. No es entregar pase gratis ni tampoco hay “promos”. Somos hombres y mujeres que hacemos una opción de vida en la Vida, que es Jesús.

3) El Espíritu Santo:

Vos tenés una fuerza y una marca de Dios que te hace ser único. Hoy pidamos a Dios el don de la fortaleza para seguir adelante, para no caernos y seguir, porque con Dios podemos todo. Vos sos un regalo de Dios para la vida y tenés mucho para dar. Sos libre de hacer muchas cosas y sos libre para no hacer muchas cosas también. ¡Lo único que te pido es que seas feliz! Ponele actitud y con el fuego del Espíritu Santo lo vamos a lograr. Hasta el cielo no paramos.