*EVANGELIO DEL DÍA*

0
80

*EVANGELIO DEL DÍA*

🌿

Lectura del santo evangelio según san Juan (12,1-11):


Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:«¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?».Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa, se llevaba de lo que iban echando.Jesús dijo:- «Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos.Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.


Palabra del Señor

Jn 12, 1-11:

¡El cariño sana!

1) María: se venían tiempos duros para Jesús. Todo se estaba complicando… y sí, Jesús también era hombre. Se refugia en el cariño de sus amigos. No va a buscar café ni un matecito ni un buen asadito… Jesús va a llenarse del cariño y el afecto de los suyos. Dejame que me imagine a Jesús que sabe que se le viene algo duro y se va a juntar con sus amigos porque necesita ver a la gente que quiere, sus amigos. ¡Cuán importante son los amigos en los momentos duros! Cuán importante es llenarte de ese amor profundo que te da la gente que te quiere. La verdad… que cuando te juntas con esa gente que aporta a tu vida salís con el pecho inflado y sos capaz de enfrentar lo que sea. Creo que en estos tiempos aparecen los afectos. Esa abuela que está extrañando ver a los nietos, esa mamá que está extrañando darle ese abrazo a sus hijos y así… Cuida a esa gente que te hace bien, cuida la amistad, cuida a la gente que te sostiene en las buenas y en las malas. Y cuando te toque ir a las cruces de tu vida no dudes en buscarlos. Los buenos amigos no juzgan, están.


2) María: ella demuestra que hay que darlo todo por quien uno quiere. Ella no se pone a pensar cuánto sale el perfume, ella se la juega. Vos jugate por las personas que querés, no andes calculando lo que te conviene o no. Jugate salga bien o mal, jugate, Es preferible equivocarse porque hiciste, a no hacer y criticar. María se la jugó y lo hizo con todo el cariño; ese cariño sincero y simple, pero profundo. Date cuenta en esta Semana Santa que las cosas fuertes de la vida no pasan por grandezas, pasan por la simpleza de decir «aquí estoy, me la juego con vos».


3) Judas: en estos días aparecerá la figura de Judas. Una imagen dura, a quien lo material le suena, pero su mayor crisis es que se deja llenar la cabeza por otros, pero no sabe lo que quiere. Qué feo cuando te gusta el dinero y no sabés qué es lo que querés para tu vida. Podés perderlo todo. Hoy jugate y capaz que no tengas que ungir a nadie, pero capaz que una llamadita o mensajito debas hacer hoy para consolar y ayudar a esa persona que la tiene negra o que se le viene una tormenta. Simplemente decile «aquí estoy».