*EVANGELIO DEL DÍA*

0
243

*EVANGELIO DEL DÍA*

🌿

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,1-9):


EL primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.Echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo:«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró.Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte.Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.


Palabra del Señor

: Juan 20,1-9

: Corrieron.1) Todavía estaba oscuro: hoy tenemos en nuestro corazón y en nuestra fe, vida.  Pero todavía está oscuro. Porque no podemos salir. Porque nos pega la incertidumbre. Está esa lucha entre lo que creo y lo que siento, en donde todavía me cuesta. Mi fe y mi corazón dicen que está vivo y presente, pero mi cabeza y los medios de comunicación me taladran la cabeza. Por eso aún sigo en oscuridad, pero sé que pasa algo dentro de mí.


2) Corrió al encuentro: hoy debemos dar ese paso. Salí al encuentro. Hacé hoy una llamadita a esa persona que te necesita o a quien, simplemente, querés desearle lo mejor, la vida. Pascua es eso: «paso de la muerte a la vida». Hoy vos y yo pasamos y debemos ayudar a pasar a tantos que están estancados y no saben por dónde ir. Vayamos al encuentro y le llevemos vida.


3) Correr: saber que esta Semana Santa, esta Pascua, fue distinta. Nos marcó y nos interpeló. Dios hace nuevas todas las cosas y nos lleva hacia sí y quiere que lo busquemos. Hoy brindemos por la vida, por ser felices. Pero hoy quiero preguntarte, al mediodía, cuando estés en la mesa y levantes para brindar ¿por quién vas a brindar?