EVANGELIO DEL DÍA

0
103

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo 22,34-40:

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?»
Él le dijo: «»Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser.» Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo.» Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Mt. 22, 34-40:

💫La obra de Dios.

1) Se reunieron con Él:

Los fariseos lo buscan a Jesús después de callar a los saduceos. Lo van a buscar a ver si se suma a su lista. Ya que liquidó a sus enemigos, los fariseos, van a ver si Jesús está de su lado. Cuán triste es ver gente manipular e ideologizar, caer en bandos y hacer bandos, tanto en lo social como en lo eclesial. Generar divisiones, incluso en la Iglesia, cuando decís si sos conservador o liberal y casi que si piensas distinto de uno, entonces sos del otro.
No generes divisiones, no seas una persona que transmite ideología, transmití vida, genera vida en los demás y no andes provocando división porque es feo. No andes buscando pollitos para hacerte de personas aliadas a tus ideas. Nosotros no seguimos una idea, seguimos una persona que es Cristo, por ende no generes los de izquierda o derecha; los del Opus o de la teología de la liberación; franciscano o dominico. Busca lo que te haga mejor para llevar el evangelio, pero no te ideologices y aprende a llevar a Jesús con total libertad.

2) ¿Cuál es la ley?:

La centralidad de todo es amar a Dios y, como consecuencia de ello, es el amor al otro, que es tu próximo. Es el fruto de tu espiritualidad y relación con Dios lo que te lleva a ese encuentro distinto con tu hermano cercano. Pero no al revés. Por eso siempre te insisto con que cuides tu espiritualidad, tu momento con Dios, esa relación interna, porque es desde allí y, solo desde allí, que puede encenderte el trato con esa persona que todos los días te encontrás.

3) Ley y profetas:

En esto se detiene toda la religión y toda la fe. No en ser de derecha o izquierda, conservador o progresista, en si uso sotana o camisa. Se detiene en amar, en tratar bien al otro, en ayudar sin esperar nada a cambio, en lograr ver a Jesús en el otro, en vivir la vida lo mejor posible, en ser una persona simple ante un mundo complicado y poder decir “aquí estoy” ante las necesidades del otro desde Cristo. Hasta el cielo no paramos.