jueves, julio 18

EVANGELIO DEL DÍA

0
190

EVANGELIO DEL DÍA🌾

En aquel tiempo, subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salta de él una fuerza que los curaba a todos.

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Lc, 6, 12-19: De la oración a la acción.

1) Se retiró: En este transcurso del día y de la vida Jesús te invita a tomar una distancia de tu cotidianidad para tener ese momento especial para hablar con Dios. No podés estar todo el tiempo a mil y siempre envuelto en tus cosas, porque eso no te hace bien y no te ayuda a caminar en la vida. El mismo Hijo de Dios buscaba ese párate, ese espacio para Él con su Padre Dios. No dejes de buscar tu momento íntimo. Ese momento en el cual te podés sentar solo o sola y podés hablar con Él de tus cosas.

2) De día: Jesús toma su tiempo para elegir y decidir, porque cuando vos elegís cosas para tu vida, que van a marcar tu vida, tienen que ser elegidas desde la oración e interioridad. No podés decidir y elegir desde el acelere. Pero además es saber elegir a quién te acompañará en la vida, en tu caminar y quién se convierte en tu compañía de vida. Quien camine en tu vida a la par tuya, que sea un fruto de tu oración y no alguien que solo se te pegó en tu vida.

3) La llanura: Todos esperaban a Jesús, pero Él toma su tiempo, primero para cuidar sus espacios, luego para distinguir su gente de la gente que lo rodea y, por otra parte, el saber discernir lo que es el campo de la acción y el campo de la formación personal. Creo que esto tenés que tener en claro, tu vida no pasa tan solo por hacer o por cumplir, pasa también por tu tiempo humano. Por tu espacio de relación con aquellas personas que están en tu camino y que sabes que quieren tu bien. Hoy Jesús te eligió para caminar con Él y vos tenés que elegir a quienes quieren caminar contigo. Hasta el cielo no paramos.