EVANGELIO DEL DÍA

0
123

EVANGELIO DEL DÍA🌿
Lectura del santo evangelio según san Juan (10,1-10):

EN aquel tiempo, dijo Jesús:
«En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños».
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús:
«En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon.
Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos.
El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante».

Palabra del Señor

Jn 10, 1-10: Escuchan mi voz.
1) Por la puerta: hoy es el día de Jesús, Buen Pastor. Día en que rezamos por las vocaciones sacerdotales y religiosas. En donde pedimos que el Señor toque el corazón de aquellos que consagran su vida a Dios y tengan un corazón de pastores, atentos a las ovejas. Esto nos habla de que debemos rezar mucho por tantos pastores heridos y golpeados, cansados. Y pastores que están perdidos en el monte de la vida, por salvar a ovejas, que se empantanaron y hoy están empantanados en la vida. También pidamos por ellos y por ellas.

2) Se adelanta: hoy todos debemos trabajar en ese corazón de pastor, también en aquellos que son padres de familia. Porque deben guiar a sus hijos por el buen camino. Qué difícil es educar hijos. Y por algo a los curas también se les dice padres, porque deben tener un corazón paternal y cercano. Pidamos la sabiduría para saber guiar a otros y orientar en la vida a otros.

3) Salvar: estamos llamados a salvar y a dar esperanza. Los que vienen a robar hoy, son aquellos que roban esperanza y usan esta pandemia para asustar a las ovejas y las terminan asfixiando, usando al mismo Dios de carnada. Hoy tenemos que ser pastores que abracen a tantas ovejas que están con miedo, perdidas o temblando de frío por esta pandemia. Hoy ser esos pastores que caminen al lado de las ovejas, aunque sea con el bastón del celular para con Whatsapp decirles que están, porque su caminar hoy está flojo y sin fuerzas. Hoy, que es el día de Jesús Buen Pastor, entreguemos a Dios nuestros consagrados, porque «Dios no llama a los capacitados, sino que capacita a los llamados».