domingo, abril 21

EVANGELIO DEL DÍA

0
113

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Mateo 11,28-30

En aquel tiempo, tomó la palabra Jesús y dijo:
«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera».

Palabra del Señor
💫MEDITACIÓN DEL EVANGELIO 💫

Mt. 11, 28-30:

💫El lleva tus cargas.

1) Afligidos y agobiados:

Hace unos días me pedían unos amigos que le compartiera cómo andaba mi vida y qué me andaba pasando. Capaz que te pasa hoy lo mismo que a mí: primero es que amo lo que hago y es lindo ver cómo se retribuye, los mensajes en las redes, la cantidad de personas en Córdoba hace un tiempo, los cariños de los Misioneros Digitales, etc. Tengo unos padres tremendos que a pesar de que asumen sus límites físicos le ponen toda la actitud y me sorprende ver que una silla de ruedas no los detiene, o un andador no los limita a vivir. Pero en mi cabeza está este Luis que se pelea con el otro Luis, el Luis del futuro o el Luis amenazante que le dice “disfrútalo mucho, porque queda poco”. Porque algo que aprendí en estos años es que hay que prepararse para que las cosas se terminen y no caer en una depresión o en una nostalgia o en un negacionismo. Va a llegar que ya uno se aburra de los audios, que ya no entre nadie a los vivos, que nadie vea los videos de Facebook, que nadie lea los libros, etc. A todos nos llega y a mí también me va a llegar. Cuando lo hablo con mi guía espiritual capaz que aparece el temor excesivo en mí de prepararme para estar equilibrado cuando llegue ese día, pero capaz que así me estoy perdiendo un montón de cosas lindas que hoy están apareciendo. Aprendí a mirar que nada es para siempre. Por eso te invito a que disfrutemos del hoy porque todo pasa, menos Dios. Entonces a seguir y a ponerle todo lo que se pueda hoy, que mañana capaz que ya no sea.

2) Aliviar:

Viene de la etimología de “quitar peso”. Eso significa Jesús en tu vida y en la mía. Porque es ver así a la fe y a la misma religión, como un alivio ante tantas cosas que te pasan en la vida y en el día. Hoy Jesús quiere proponerte la oportunidad de encontrarte con Él y que sepas dejarle en manos de Él aquello que ya no puedes o aquello de lo cual ya hiciste todo desde lo humano y debes dejar lugar a lo divino. Como diría San Francisco de Asís “hago lo que puedo y encomiendo a Dios lo que no puedo”.

3) Yugo:

Vos y yo, todos, tenemos algo que nos tira muchas veces para abajo o algo que no lo podemos controlar y aparece ese peso mayor: “la tristeza”. Es ella la que genera el peso máximo porque nos ahínca la cabeza y nos hace mirar el suelo y no mirar al frente. Hoy ponete en manos de tu Dios y verás que tu vida se alivia en el Dios de la vida. Algo bueno está por venir.