EVANGELIO DEL DÍA

0
388

EVANGELIO DEL DÍA
Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,13-16):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»

Palabra del Señor
Meditación del Evangeliopor el P. LuisZazano
Mt. 5, 13-16.

1) La sal: el cristiano es aquel que le encuentra el sabor al vivir y quien le pone gusto a la vida. Nosotros tenemos el don de la fe, que nos lleva a mover montañas y a cambiar vidas. Muchos nos necesitan y necesitan de nuestra guía. Hay personas que en estos tiempos le han perdido el gusto al vivir o no le encuentran el sentido. El tener a Cristo te hace tener una cosa, como lentes o anteojos, que te hace ver la vida distinta.

2) Luz: ante tanta oscuridad y situaciones confusas nosotros debemos llevar claridad. Ser claros con nuestras vidas y con los demás. ¿Vos sos claro con lo que decís o haces? ¿O sos de andar en lo gris? ¡Vamos, que con Cristo todo tiene un cambio!

3) En vos: vos sos muy valioso y nadie va a valorarte como vos mismo. No andés esperando de otros que te valoren. Aprendé a valorarte y aceptarte como sos. Querete como sos, porque solo vos podés lograr sacar lo mejor de ti. Viví en Cristo.