domingo, mayo 26

EVANGELIO DEL DÍA

0
73

EVANGELIO DEL DÍA🌾

Marcos 6,7-13

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.
Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor
🌾 MEDITACION DEL EVANGELIO🌾

Mc 6, 7-13:

💫Llama para enviar

1) Llamó:

Uno no puede hacer cosas si no tiene en claro el para qué las hace. Si vos haces una rutina de vida es para llegar a un objetivo, sino más bien tu vida se detiene en la rutina y no en el objetivo que querés adquirir con ella. Por eso, el primer paso es sentirse llamado e invitado a vivir de una manera. Esa es la vida cristiana: un estilo. Es ese estilo de vida y esa identidad que te caracteriza, lo que te hace moverte y actuar ante los demás con tu impronta, con tu forma. Pero si vos todo el tiempo estás haciendo y haciendo, pero sin saber el para qué; o simplemente haces para adquirir cosas materiales, llegará un momento que el cansancio te va a tomar o la misma situación física te desbaratará, y entonces allí te desinflarás como un globo. No siempre la vida pasa por hacer cosas o resolver cosas, sino más bien por recordar para qué y para quién estás.

2) Bastón:

La tristeza suele tapar el enojo, por eso una persona deprimida antes que nada está enojada. Por lo que, cuando sientas tristeza y enojo, es necesario que busques el bastón de hablar con alguien lo que te pasa y lo que sientes. Cuán importante es que en el caminar de tu vida hables con alguien lo que sentís y lo que vivís. Ese es el verdadero bastón en el caminar, y cuando uno camina, se encontrará con muchos enojos y si no recurrís a buscar firmeza en otro desde el hablar, el expresar, el desahogar o simplemente charlar, eso te puede tirar y ya no podés caminar, misionar y mucho menos llevar la palabra. Cuán triste es ver cristianos enojados con la vida por solo salir a anunciar la Vida.

3) Sacudan:

Hay que sacar de sí cosas que no ayudan a caminar, porque no todo lo que aparece en tu vida es para sumarlo, sino más bien todo lo que aparece en tu vida es para tu bien. Porque lo bueno te ayuda a seguir caminando y lo malo te ayuda a saber que esto debes dejarlo. Hay veces que me toca escuchar: “si lo deseas, entonces se va a cumplir”, y no es así. Porque cuando uno desea algo o alguien no es que eso viene a vos, sino que vos vas a ello, pero estás a un paso de obsesionarte con ello. Cuán importante es discernir y pensar bien el por qué lo querés y para qué lo querés. Desde allí verás si suma a tu felicidad o solo es un placer.
Pedí a Dios que te ayude a ser un discípulo de Él, para misionar, porque primero uno tiene que ser discípulo y luego podrá ser misionero. Algo bueno está por venir.