EVANGELIO DEL DÍA **Mateo 25,31-46.*

0
128

MEDITACION DEL EVANGELIO *
*Mt. 25, 31-46: *


*Vengan benditos de mi Padre.*


*1) La Iglesia: *
Como vos sabes, hay tres tipos de Iglesias: triunfante, purgante y peregrinante. La Iglesia triunfante refiere a lo que celebramos ayer, aquellos que gozan de la presencia de Dios y son almas que están gozando del cielo. La Iglesia purgante es aquello que celebramos hoy, pedimos por aquellos que están purgando sus pecados y buscan llegar al cielo, necesitan de nuestras oraciones y misa, por lo que nosotros le demos una manito rezando por ellos y ofreciendo misas, de paso si te haces una visita al cementerio te ganas indulgencias y ayudamos a las almas del purgatorio. Luego tenemos la Iglesia peregrinante a la cual formamos vos y yo, los que caminamos en este mundo y la luchamos día a día contra las luchas que nos tira Satanás para quitarnos la paz. Hace un tiempo leí un autor que explicaba algo así: el 31 el diablo celebra Halloween en contra partida al 1 de noviembre, pues el 1 celebramos las almas que están en el cielo con Dios, mientras que el 31 de octubre el diablo celebra las almas que tiene en su poder, en el infierno. Me llamó mucho la atención y hoy te lo comparto, de paso recordándote que Halloween no es parte de nuestra fe, ni de nuestra cultura.


*2) Tu hermano: *
Lo que haces en esta vida tiene implicancia o resonancia divina. Por eso lo que importa es que seas una buena persona y luches por llegar a ello, no hacer el mal a nadie y evitar complicar la vida a los demás.  Esta vida es corta, pero también es hermoso vivir. Pero se hace más hermoso cuando ayudamos al prójimo y logramos que el otro se contagie de la felicidad. Un cristiano no puede ser feliz a cuesta de otro, no dejes de hacer el bien, aunque muchas veces creas que a los malos les va mejor. Que tu vida sea un orgullo para todos los que te rodeamos, amando a Dios y haciendo lo mejor posible lo que tengas que hacer.


*3) Cuando te vimos: *
El egoísmo y la soberbia son dos bichos que nos puede complicar la existencia. Es en tu capacidad de tener un corazón generoso y abierto lo que te lleva a mirar a los que te rodean, eso te lleva a salir de ese mundo de nubes que uno muchas veces se crea. Date cuenta que la vida no es solo lo que ves o sentís, hay otros que están muy cerca tuyo que no viven como vos vivís. ¡Sábelo!

💫

EVANGELIO DEL DÍA *

💫

*Mateo 25,31-46.*


Jesús dijo a sus discípulos:»Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso.Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y El separará a unos deotros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a su izquierda.Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: ‘Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron;desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver’.Los justos le responderán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber?¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos?¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?’.Y el Rey les responderá: ‘Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo’.Luego dirá a los de su izquierda: ‘Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron’.Estos, a su vez, le preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?’.Y El les responderá: ‘Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo’.Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna».
*Palabra del Señor *