Evangelio del Domingo 25 de julio de 2021

0
261

Evangelio del Domingo 25 de julio de 2021

Lectura del Santo Evangelio según San Juan (6,1-15):

En aquel tiempo, Jesús se marchó a la otra parte del lago de Galilea (o de Tiberíades). Lo seguía mucha gente, porque habían visto los signos que hacía con los enfermos. Subió Jesús entonces a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos.
Jesús entonces levantó los ojos, y al ver que acudía mucha gente, dice a Felipe: «¿Con qué compraremos panes para que coman éstos?» Lo decía para tentarlo, pues bien sabía él lo que iba a hacer.
Felipe contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo.»
Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dice: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos?»
Jesús dijo: «Decid a la gente que se siente en el suelo.»
Había mucha hierba en aquel sitio. Se sentaron; sólo los hombres eran unos cinco mil. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado.
Cuando se saciaron, dice a sus discípulos: «Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie.»
Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos de los cinco panes de cebada, que sobraron a los que habían comido.
La gente entonces, al ver el signo que había hecho, decía: «Éste sí que es el Profeta que tenía que venir al mundo.»
Jesús entonces, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña él solo.

Palabra del Señor

Apóstoles de Su Amor

n 6, 1-15: Dar de comer.

1) Subió a la montaña: el subir implica alejarse de la multitud para hablar con Dios, incluso en el final del pasaje dirá que se «va solo a la montaña»… Jesús te enseña que antes de enfrentar una situación es necesario que tomes distancia de todo y estés a solas con Dios para que hables con Él de aquello que estás por emprender o decidir. Es ver que vos tenés esa situación de enfrentar desde Dios las cosas y es por eso que desde Dios tenés que ir a hacer esas cosas.

2) Felipe: en Felipe vemos esta situación en la que Dios siempre pone intermediarios para su obrar, te pasa la pelota a vos para que vos actúes junto a Él. Por un lado es ver que lo que le propone a Felipe es ilógico, casi que le tira una braza caliente a resolver. Cuántas veces nos pasa a nosotros eso, resolver situaciones muy complejas que parecen un «imposible». Pero Jesús te recuerda que no te deja solo y que con Él podés resolverlo todo- Así que ánimo. En este domingo mira esas situaciones que te parecían imposibles y hoy son anécdotas, o mira estas situaciones que deberás enfrentar en estos días y recordá que Dios está con vos para que junto con Él lo puedas resolver.

3) Un niño: no hay que hacer grandes cosas para ayudar, solo hay que hacer desde el corazón. Trata de practicar la generosidad. Ser generosos y humildes, porque siempre podemos aportar a la vida de otro y, cuando uno aporta con el corazón, eso se multiplica y logra saciar a muchísima gente. Practiquemos la generosidad y humildad en este tiempo. Porque con un corazón generoso y humilde hasta el cielo no paramos.

Apóstoles de Su Amor