Evangelio del Jueves 23 de abril de 2020

0
170

Evangelio del Jueves 23 de abril de 2020

Lectura del Santo Evangelio según San Juan (3,31-36):

El que viene de lo alto está por encima de todos. El que es de la tierra es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. De lo que ha visto y ha oído da testimonio, y nadie acepta su testimonio. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz.
El que Dios envió habla las palabras de Dios, porque no da el Espíritu con medida. El Padre ama al Hijo y todo lo ha puesto en su mano. El que cree en el Hijo posee la vida eterna; el que no crea al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él.

Palabra del Señor

Jn 3, 31-36: Mirar a lo alto.


1)Tu mirada: es a lo que nos lleva esta Pascua, a que tenés que resucitar, deja de meter tu mirada solamente en lo humano, en lo material y en lo terrenal. Mira más a lo alto. No me refiero a lo místico, sino a lo que conforma la vida. Mira lo grande y hermoso que es vivir, mira lo linda que es esta vida, mira lo lindo que es tener una familia. Deja de mirar problemas y dolores. La grandeza del vivir es saber que tu vida es hermosa porque es vida, y no por situaciones o por los que la componen.

2) Disfrutar: es disfrutar de las pequeñas cosas. No hay nada verdaderamente valioso que no se logre con esfuerzo. Para disfrutar la vida es necesario asumir los límites, y es por ello que lo necesario es conocerse. Porque el conocerse es la primera fase para ser feliz. No seas ciego y recordá que para mirar lo alto hay que tener los pies en la tierra. Hay aspectos de uno mismo que están en zona ciega. Por eso es bueno dejarse ayudar cuando alguien te ayuda a verte, aunque te moleste.

3) Creer: es saber que Dios está con vos y saber que Él también quiere tu felicidad y tu bien. No tengas miedo de mirar tu futuro. No tengas miedo a los fracasos. No tengas miedo a Dios, porque incluso en su Hijo, te recuerda que siempre serás amado.