Exabrupto de“Pata” Medina contra Macri: «Ese tipo tiene que estar colgado en la Plaza de Mayo»

0
344

El gremialista fue vinculado por múltiples hechos de violencia durante el kirchnerismo. 

El sindicalista Juan Pablo «Pata» Medina apuntó contra Mauricio Macri y aseguró que es «víctima» de una persecución judicial. El ex titular de la Uocra de La Plata se encuentra en prisión domiciliaria desde septiembre de 2017 tras ser acusado de asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada por disposición de la justicia federal de Quilmes.

«Macri fue un vende patria», dijo Medina, en diálogo con Radio Rivadavia. Y lanzó: «Ese tipo tiene que estar colgado en la Plaza de Mayo, no jodamos. ¿Por qué no habría que matarlo? Si tanta gente muere injustamente en el país».

Y continuó: «Yo no tengo el coraje de matarlo, pero de una vez por todas se tiene que hacer justicia. ¿Qué presidente constitucional? A ese presidente lo eligieron y no le dio respuesta al pueblo».

En diciembre pasado, la Cámara Federal de La Plata otorgó la prisión domiciliaria al gremialista, quien acumuló poder y fue vinculado con múltiples hechos de violencia durante el kirchnerismo.

El dirigente protagonizó varios escándalos. En 2016, una facción de la Uocra platense que él lideraba se enfrentó a los tiros con un grupo del gremio de camioneros que conducía Hugo Moyano durante el traslado del cuerpo del expresidente Juan Domingo Perón a la quinta de San Vicente.

En 2013, cuando una fuerte inundación afectó a La Plata, los simpatizantes de Medina se enfrentaron con militantes de La Cámpora, a quienes acusaron de querer monopolizar la asistencia a los damnificados. Más tarde trascendió que el vehículo en el que se movilizaron los trabajadores afiliados a la Uocra que se enfrentaron con los kirchneristas tenía una cédula azul a nombre del hijo del dirigente.

En 2017, permaneció atrincherado por horas en una de las sedes del gremio para evitar su detención. Apoyado por decenas de simpatizantes que amenazaron con arrojar piedras y bombas molotov caseras a las fuerzas de seguridad, Medina evitó entregarse durante toda una jornada, hasta que finalmente cedió y aceptó ser detenido.